Las desventajas de dormir inmediatamente después de comer

La idea de que todo lo que se come antes de acostarse inmediatamente se convierte en grasa no es cierto, según el Instituto de Tecnología de Massachusetts, pero hay buenas razones para no dormir inmediatamente después de una comida. Mientras estás durmiendo, tu cuerpo está trabajando duro para digerir la última comida, y esto puede conducir a problemas que van desde la indigestión a un posible aumento del riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Subir de peso


Cuando comes no es tan importante como la cantidad que comes.

Cuando comes no es tan importante como la cantidad que comes. Para perder peso, debes quemar más calorías de las que ingieres. No importa si ingieres todas las calorías extra a primera hora de la mañana o a última hora de la noche. Comer tarde en la noche tiene otros peligros, incluido el deterioro del juicio y la voluntad debilitada que pueden venir con el cansancio. Cuando tienes hambre a media noche, tomarse el tiempo para hacer una ensalada puede no ser tan atractivo como alcanzar el helado o terminar la pizza sobrante. La toma de decisiones no saludables justo antes de irse a dormir significa que nos tiene ninguna oportunidad de quemar esas calorías adicionales.

Acidez


La acidez es causada por un exceso de ácido estomacal, lo que resulta en una sensación de ardor que se extiende hacia arriba desde el estómago hacia el pecho y algunas veces hasta en tu garganta.

Acostarte sobre tu espalda justo después de una comida abundante puede sentirse bien al principio, pero mientras que tu cuerpo está en reposo, tu sistema digestivo está trabajando duro. La acidez es causada por un exceso de ácido estomacal, lo que resulta en una sensación de ardor que se extiende hacia arriba desde el estómago hacia el pecho y algunas veces hasta en tu garganta. También puede ir acompañada de eructos. Esto puede hacer que sea difícil conseguir una buena noche de sueño.

Reflujo ácido


La enfermedad de reflujo gastroesofágico, también llamado GERD (ERGE) o reflujo ácido, es causada porque la válvula entre el estómago y el esófago no se cierra completamente.

La enfermedad de reflujo gastroesofágico, también llamado GERD (ERGE) o reflujo ácido, es causada porque la válvula entre el estómago y el esófago no se cierra completamente. Esto permite que el ácido estomacal suba hacia la garganta, lo que provoca una sensación de ardor. Acostarse boca arriba después de una comida puede agravar esta condición. Si no se trata, el ácido del estómago que fluye hacia el esófago puede dañar las membranas mucosas.

Derrame cerebral


El ir a dormir justo después de una comida puede aumentar tus probabilidades de sufrir un derrame cerebral.

El ir a dormir justo después de una comida puede aumentar tus probabilidades de sufrir un derrame cerebral, según un estudio realizado en la Universidad de la Escuela de Medicina Ioannina, en Grecia. El estudio, que se centró en 500 personas sanas, 250 que habían sufrido previamente derrames y 250 con diagnóstico de síndrome coronario agudo, encontró que los que esperaron más tiempo entre comer y dormir estaban en menor riesgo de accidente cerebrovascular. Las teorías difieren en cuanto a por qué, pero incluyen la idea de que el reflujo ácido es más probable que cause la apnea del sueño, que está vinculado a los accidentes cerebrovasculares. Otra teoría es que el acto de la digestión y su efecto en tu presión sanguínea, los niveles de azúcar en sangre y el recuento de colesterol pueden afectar tu probabilidad de sufrir un derrame cerebral. Se necesitan más estudios para confirmar esto.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por guido grimann