Las desventajas de los desodorantes

Un desodorante puede parecer un elemento imprescindible en la higiene diaria para prevenir el olor corporal desagradable, pero el hecho es que los desodorantes no son necesariamente para todo el mundo. En primer lugar, debes ser consciente de que los desodorantes sólo neutralizan o enmascaran el olor corporal, mientras que los antitranspirantes en realidad detienen el sudor por medios químicos. Los desodorantes tienden a ser menos problemáticos que los antitranspirantes, pero aún existen una serie de razones por las cuales las personas podrían querer evitar usar estos productos.

Sensibilidad de la piel

Algunas personas se encuentran con que los desodorantes hacen que la piel de sus axilas se ponga roja y les dé comezón. El responsable de esto puede ser cualquiera de un número de irritantes de la piel conocidos, incluyendo las fragancias artificiales y el propilenglicol, un "agente acondicionador de la piel" que se añade a muchos productos para ayudar a controlar su consistencia y para facilitar su absorción. También puede ser que la persona sea alérgica a una sustancia específica, ya que incluso los desodorantes libres de ingredientes sintéticos, tales como los desodorantes de cristal y las fórmulas a base de bicarbonato de sodio pueden causar irritación.

Marcas blancas y residuos

Los desodorantes sólidos son conocidos por dejar marcas blancas y manchas en la ropa, las cuales son más notorias en la ropa oscura. Estas marcas son vergonzosas, aunque inofensivas, y pueden quitarse fácilmente con un poco de atención. Utiliza desodorantes de bola, en gel o en aerosol para evitar dichas marcas, aunque éstos también pueden dejar residuos en la ropa.

Compuestos orgánicos volátiles y el medio ambiente

Gracias a las regulaciones federales que los prohíben, los desodorantes en aerosol ya no contienen los clorofluorocarbonos que dañan el ozono. Sin embargo, eso no significa que este tipo de desodorantes no tengan un impacto ambiental adverso, ya que contienen una clase de químicos conocidos como compuestos orgánicos volátiles (COV). Estos compuestos pueden desencadenar ataques de asma y contribuir a la contaminación tóxica urbana.

El triclosán y tu salud

Mejor conocido por su uso como ingrediente en los jabones corporales y antibacterianos, el triclosán es un compuesto antimicrobiano que también aparece como conservante en muchos desodorantes comerciales. Este compuesto es considerado seguro por la Food and Drug Administration (FDA), pero algunos estudios científicos han demostrado que puede actuar como disruptor hormonal en los animales, particularmente con respecto a la función de la tiroides. El uso excesivo del triclosán también tiene efectos ambientales, en especial ayudando a promover las cepas de bacterias resistentes a los antibióticos.

Más galerías de fotos



Escrito por lori a. selke | Traducido por josé antonio palafox