Las desventajas del IMC

El índice masa corporal (IMC) es una forma de medir el riesgo de padecer obesidad en niños y adultos. Los cálculos para el IMC usan la altura y el peso para llegar a un número que puede ser usado con el fin de determinar si una persona tiene peso bajo, si está saludable, si tiene sobrepeso u obesidad. Una puntuación de menos de 18.5 indica que una persona tiene peso bajo. Una puntuación entre 18.5 y 24.9 es normal. Una puntuación de 25 y superior indica que una persona tiene sobrepeso, y dentro de ese rango una puntuación de IMC de 30 o más indica obesidad. Revisa la sección Recursos para obtener un vínculo a una calculadora de IMC. A pesar de esto, el IMC tiene desventajas y limitaciones ya que no toma en cuenta el peso que proviene de los músculos en vez de la grasa. Los atletas y las personas musculosas no pueden obtener puntuaciones de IMC exactas, ni tampoco las mujeres embarazadas. Como una medida individual el IMC no es tan útil como las pruebas de porcentaje de grasa corporal.

El IMC y la altura

El IMC usa la altura en relación con el peso. No puede tomar en cuenta la longitud variable de las piernas de las personas, lo que ocasiona que la gente con la misma estatura tenga torsos de diferentes tamaños. Una medida en base a la altura también será afectada por la edad y el género.

El IMC y las poblaciones especiales

Un artículo de la The International Journal of Obesity and Related Metabolic Disorders dice: "nuestros resultados indican que no debe emplearse un estándar de IMC único: en vez de eso debe desarrollarse un estándar para cada población. Esta conclusión está de acuerdo con el trabajo de otros investigadores, quienes también descubrieron las inconsistencias del IMC entre los grupos". Por ejemplo, los niños caucásicos y los afroamericanos con puntuaciones de IMC equivalentes tienen medidas de grasa diferentes. Esto se debe a que el IMC no puede diferenciar si el peso proviene de la grasa o de los músculos.

Alternativa

Una medida alternativa para la obesidad que puede indicar a las personas con precisión si se encuentran en un rango de grasa saludable es medir el porcentaje de grasa corporal. Esta prueba mide la grasa de una persona contra su masa corporal magra, que incluye a los huesos, la sangre, los músculos y cualquier otra cosa que no sea grasa. Averiguar exactamente cuánta grasa tiene una persona es una medida más útil al desarrollar un plan para un estilo de vida saludable. La grasa corporal puede calcularse con pruebas de pliegues cutáneos, que usan herramientas llamadas calibradores (pinzas pequeñas que se usan para medir el tamaño de la grasa en ciertos sitios del cuerpo para así calcular el porcentaje de grasa corporal general). Otra forma es usar una máquina de mano o una báscula con paneles de porcentaje de grasa corporal que enviarán pequeñas cantidades de electricidad a través de una persona, y juzgando el tiempo que tarda en pasar a través del cuerpo es posible determinar dicho porcentaje.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por juliana star