Las desventajas del aloe vera

El gel de aloe vera es una sustancia espesa y resbaladiza que proviene del interior de la hoja, mientras que el látex del aloe proviene de debajo de la piel de la hoja. El gel del aloe vera puede aplicarse de manera tópica y su uso se considera generalmente seguro, pero consumir el látex del aloe o jugo extraído tiene muchas desventajas. Consulta con un proveedor médico calificado antes de usar el aloe para cualquier propósito.

Usos

La hoja de aloe vera tiene varios productos y el látex de aloe contiene antraquinona, que tiene propiedades laxantes, mientras que el gel de aloe es quizás mejor conocido como una solución tópica que puede aliviar y acelerar la curación de las quemaduras solares y otro tipo de irritaciones en la piel. El uso primario del látex del aloe es para aliviar el estreñimiento, aunque algunas personas lo usan para otras condiciones de salud, como la diabetes y la artritis, según informa la página web de U.S. National Library of Medicine, MedlinePlus en Estados Unidos.

Efectos secundarios

El consumo de látex de aloe está asociado con muchos efectos negativos, así que podrías experimentar dolor de estómago y calambres, diarrea, náuseas, vómitos y alteraciones electrolíticas. La ingestión de esta sustancia se ha relacionado con efectos graves, como hepatitis, problemas renales, debilidad muscular, alteraciones cardíacas y disfunción tiroidea. Algunos productos químicos en el látex de aloe pueden ser cancerígenos, advierte MedlinePlus.

Tolerancia

Antes de noviembre de 2002, muchos laxantes de venta libre contenían látex de aloe, pero U.S. Food and Drug Administration prohibió el látex de aloe como ingrediente en estos productos debido a esas preocupaciones de seguridad. Los riesgos para la salud asociados con el látex de aloe tienden a aumentar a medida que las personas que lo utilizan regularmente desarrollan una tolerancia a la sustancia y sienten la necesidad de ingerir más para obtener los mismos resultados.

Preocupaciones sobre su ingesta durante el embarazo y período de lactancia

No consumas látex de aloe si estás embarazada, ya que puede estimular las contracciones uterinas y provocar aborto involuntario, previenen los colaboradores de University of Maryland Medical Center. El látex de aloe puede causar defectos de nacimiento. Su seguridad para los niños es desconocida, por lo que tampoco debes consumir látex de aloe si estás en período de lactancia.

Inyecciones peligrosas

Las inyecciones de aloe vera son legales en algunos países como una alternativa de tratamiento contra el cáncer, pero no esto no es así en Estados Unidos. La evidencia disponible no respalda los argumentos de que estas inyecciones sean efectivas, advierte American Cancer Society. Además, varias personas que recibieron este tipo de tratamiento para el cáncer murieron debido a los efectos negativos de las inyecciones.

Reacciones tópicas

El uso del gel tópico del aloe no permanece completamente sin inconvenientes. Usarlo en la piel durante plazos prolongados puede causar una alergia potencial, con síntomas tales como urticaria o sarpullido. Además, la investigación se encuentra en controversia sobre la eficacia del aloe tópico contra las úlceras de decúbito, la cicatrización de heridas o la reducción de daños en la piel debido a la radioterapia del cáncer, observa MedlinePlus.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley moore | Traducido por xochitl gutierrez cervantes