Las desventajas de la comida chatarra

Sabes que la comida chatarra no es buena para ti, pero es difícil de evitar porque las compañías de alimentos han llegado a dominar la sensación de sabor perfecto, en gran parte una mezcla de sal, azúcar y grasa, para que quieras volver por más. Por definición, la comida basura es alimento con nutrientes esenciales mínimos y una gran cantidad de grasa, azúcar y sal, como las papas fritas, dulces y refrescos. Disfrutar un puñado de papas fritas de vez en cuando no va a romper tu dieta, pero excederse en la comida basura puede tener consecuencias físicas y emocionales negativas.

Aumento de peso

La comida basura son los alimentos ricos en energía densa, ya que contienen una gran cantidad de calorías, en su mayoría de grasas y azúcares, pero ofrecen pocos beneficios nutricionales. Cuando te llenas con calorías vacías, puede quedar con más antojos. Un estudio publicado en 2012 en "The American Journal of Clinical Nutrition" encontró que el consumo regular de comida chatarra de alta densidad energética disminuye la saciedad sensorial específica, haciendo que comas más de ese alimento. Si comes demasiado consistentemente, especialmente comida chatarra, esto puede conducir al aumento de peso y la obesidad.

Enfermedades crónicas

La comida chatarra tiende a ser alta en grasas saturadas y colesterol. De acuerdo con la American Heart Association, las grasas saturadas y el colesterol aumentan los niveles de colesterol, lo que te pone en riesgo de enfermedad cardíaca y accidentes cerebrovasculares. El exceso de sodio que se encuentra en los alimentos más procesados ​​puede elevar tu presión arterial, así como aumentar la probabilidad de que desarrolles una enfermedad cardíaca.

Diabetes tipo 2

Tu cuerpo usa la insulina para transportar el azúcar de la sangre desde los alimentos digeridos hasta las células, donde se almacena hasta que el cuerpo la necesite. Los carbohidratos refinados o azúcares añadidos, en la comida chatarra causan picos y luego caídas en tus niveles de azúcar en la sangre. Esto conduce a la resistencia a la insulina y la hiperglucemia, donde el azúcar no se almacena, sino que permanece en el torrente sanguíneo. Con el tiempo, puedes desarrollar diabetes tipo 2, una condición que te pone en riesgo de una serie de otras complicaciones de salud, según MedlinePlus.

Deficiencias nutricionales

Cuando comes mucha comida chatarra, puedes sufrir deficiencias en vitaminas y minerales. Los alimentos de alta densidad energética a menudo carecen de proteínas, calcio, hierro, vitaminas A, C, D y E, vitaminas B, potasio, zinc, y grasas monoinsaturadas. Una deficiencia en cualquiera de estos nutrientes compromete tu sistema inmunológico y te pone en riesgo de enfermedades e infecciones, de acuerdo con la doctora Victoria J. Drake, una investigadora asociada en el Instituto Linus Pauling. Si eres nutricionalmente deficiente, tu cuerpo tampoco podrá producir el neurotransmisor serotonina, el cual te puede dejar con sentimientos de ansiedad, depresión e irritabilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por daniela laura arjones