Las desventajas de comer frijoles

Los frijoles son ricos en proteínas, hierro, fibra y otros nutrientes y bajos en grasas, colesterol y sodio. Además, los frijoles son baratos y deliciosos en una gran variedad de platillos y un excelente sustituto de la carne. Sin embargo, los frijoles también tienen algunos inconvenientes. Por ejemplo, los frijoles a veces causan problemas gastrointestinales y no proporcionan todos los aminoácidos esenciales.

Problemas gastrointestinales

Los frijoles son famosos por los problemas gastrointestinales que a veces causan. Reduce el malestar intestinal, cambiando el agua varias veces mientras remojas los frijoles. Además, bebe mucho líquido y haz actividad física regular para ayudar a tu cuerpo a procesar la fibra en los frijoles. Añadir poco a poco los frijoles a tu dieta también puede ayudarte a evitar los efectos intestinales desagradables. Si todavía experimenta gas, calambres abdominales y otros síntomas después de comer frijoles, considera tomar un suplemento de enzimas digestivas de venta libre para ayudar a tu digestión.

La absorción del hierro

Existen muchos tipos de frijoles que contienen altos niveles de hierro, tales como habichuelas, habas, soja (soybeans) y judías blancas. Sin embargo, los frijoles proporcionan hierro no hemo, que no es tan fácil de absorber como el hemo o fuentes de carne de hierro. Mejora la absorción de hierro consumiendo los frijoles con carne, mariscos o aves de corral o consumiendo frijoles con una fuente de vitamina C, como naranjas o pimientos.

Proteína incompleta

Los frijoles no son proteínas completas, lo que significa que no proporcionan todos los aminoácidos esenciales que tu cuerpo necesita. Come más legumbres y granos, como el arroz, ricos en proteínas, para asegurarte que consumes todos los aminoácidos esenciales. No tienes que comer otras proteínas en la misma comida que los frijoles, siempre y cuando las comas en el mismo día.

Tiempo de preparación

La mayoría de los frijoles tienen que dejarse en remojo antes de cocinarlos. Si no planificas con antelación y remojas los frijoles puede ser frustrante. Sin embargo, no te saltes este paso, ya que remojar los frijoles ayuda a disolver los almidones que causan problemas gastrointestinales. La mayoría de los tipos de granos dobles o triples en tamaño absorben agua a través de remojo. Si no recuerdas remojar los frijoles durante la noche, hierve los frijoles durante dos o tres minutos y luego deja que reposen, tapados, durante una hora a temperatura ambiente antes de drenar, enjuagar y cocinar.

Más galerías de fotos



Escrito por rebekah richards | Traducido por gabriela nungaray