Desventajas de cocinar en el microondas

Más del 90% de los hogares en los Estados Unidos están equipados con un horno de microondas, que convierte la electricidad en un campo electromagnético para cocinar los alimentos. Los cocineros experimentados saben que los hornos de microondas pueden ahorrar tiempo y ser útiles en la preparación de las comidas, pero cocinar los alimentos en el microondas es diferente a los métodos tradicionales de cocción, plantea algunas consideraciones especiales. Los hornos de microondas son rápidos y eficientes, pero también tienen algunas desventajas.

Deshidratación

Los hornos de microondas funcionan mediante el movimiento de las partículas de alimentos contra otras a un nivel molecular, utilizando las moléculas de agua de los mismos. Los alimentos con alto contenido de humedad tienden a cocinarse con más éxito en microondas por este motivo, dejando los alimentos con bajo contenido de agua más propensos a la deshidratación durante la cocción. La carne, huevos y queso tienen una tendencia a endurecerse en el microondas, a menos que se cocinen a baja potencia. Además, los productos grandes se cocinarán en exceso por fuera antes de cocinarse en el medio a menos que la configuración de energía sea reducida cuidadosamente.

Dorar

Durante la cocción, el aire en el interior del microondas permanece a temperatura ambiente, lo cual es diferente a los métodos tradicionales de cocción. Los hornos convencionales, por ejemplo, cocinan los alimentos con aire caliente. Esto significa que cocinar en un horno causa que las superficies del alimento se doren y se vuelvan crujientes, mientras que en el microondas las superficies no se doran. Esto puede ser una desventaja para la textura y la presentación, dependiendo de los alimentos.

Cocinar desparejo

Las propiedades físicas y eléctricas de cada alimento determinan cuán rápido y uniforme se cocina en el horno de microondas, pero generalmente las microondas penetran a una profundidad de 1 a 1,5 pulgadas. Los alimentos más gruesos que esto se cocinan en el exterior, luego en el interior por conducción, creando una cocción menos uniforme que en los hornos tradicionales. La cocción despareja puede producir puntos calientes como así también áreas mal cocidas, que a su vez, pueden causar quemaduras o no lograr destruir las bacterias o agentes patógenos que conducen a las enfermedades transmitidas por los alimentos. El U.S. Department of Agriculture sugiere medir la temperatura de los alimentos en varios puntos para asegurarse de que la comida esté completamente cocida.

Posibles peligros

Según el nutricionista clínico y psicólogo George J. Georgiou, Ph.D., el microondas pueden ser peligroso para la salud de muchas maneras, incluyendo la creación de agentes causantes de cáncer, liberación de radiactividad en el medio ambiente y provocar una degeneración del sistema inmune. Poca evidencia está disponible para apoyar los reclamos de Georgiou y la USDA Food Safety and Inspection Service proclama categóricamente que es seguro comer alimentos cocinados en hornos de microondas. Además, las investigaciones publicadas por "The Journal of Food Science" en septiembre de 1980 indican que el microondas no afecta las propiedades químicas de los alimentos. Para evitar la liberación de químicos durante la cocción en el microondas, usa vidrio o cerámica y evita cualquier embalaje que pueda derretirse durante la cocción.

Más galerías de fotos



Escrito por allison stevens | Traducido por marcela carniglia