Desventajas de caminar como ejercicio

Caminar ofrece una forma fácil y conveniente de ejercicio que no requiere práctica ni equipo. Las personas con horarios ocupados pueden ser capaces de adaptarse a paseos cortos en su rutina, y las personas débiles o heridas podrían ser capaces de manejar esta forma tranquila de hacer ejercicio más fácilmente que correr o trotar. Caminar tiene sus inconvenientes. Si estás lo suficientemente saludable para un ejercicio más vigoroso y puede caber en tu horario, considera agregar ejercicio de mayor intensidad a tu rutina semanal.

Baja intensidad

Caminar proporciona un entrenamiento de baja intensidad que no eleva tanto tu ritmo cardíaco ni utiliza tanta energía como las formas de mayor intensidad de ejercicio. Con el fin de mejorar tu salud cardiovascular, debes hacer ejercicio a una intensidad que aumente tu ritmo cardíaco y te haga respirar más rápido de lo normal. Caminar de 3 a 4 millas por hora puede proporcionar un entrenamiento de intensidad moderada, pero no uno de intensidad vigorosa.

Requiere mayor duración

Para cumplir con los requisitos mínimos de ejercicio recomendados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, debes pasar por lo menos 75 minutos haciendo ejercicio a una intensidad vigorosa o 150 minutos de ejercicio a una intensidad moderada cada semana. Puedes alcanzar estos totales de ejercicio mucho más rápido con el ejercicio de intensidad vigorosa. Con 15 minutos de ejercicio vigoroso cinco días a la semana puedes cumplir con los requisitos mínimos de ejercicio de los CDC. Si haces ejercicio a una intensidad moderada a pie, debes pasar 30 minutos haciendo ejercicio por lo menos cinco días de la semana.

Quema menos calorías

Caminar no quema tantas calorías como las formas de mayor intensidad de ejercicio. Caminar a paso rápido a 3,5 millas por hora durante una hora puede quemar alrededor de 277 calorías para una persona de 160 libras. A este ritmo, a 30 minutos de caminata cada día se quemarían sólo 970 calorías a la semana, lo suficiente como para perder un tercio de una libra.

Bajo impacto

Caminar ofrece una forma de ejercicio de levantamiento de peso de bajo impacto, que es menos eficaz para la construcción de huesos fuertes que los tipos de ejercicio de mayor impacto, como correr, de acuerdo con la National Osteoporosis Foundation.

Riesgos de lesiones

Caminar largas distancias en concreto o asfalto puede causar calambres en las piernas, cuasando una lesión a la pierna. Caminar en zapatos desgastados, incómodos o mal ajustados también puede causar calambres en las piernas, así como dolor en los pies y ampollas.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa porter | Traducido por lucia ayala