Cómo destapar los poros del rostro

Los poros son pequeñas aberturas en la piel que permiten que el sebo, el aceite natural de la piel fluya libremente hacia la superficie. Cuando los poros quedan obturados con células muertas, suciedad y cosméticos y con la crema humectante, se producen puntos negros. Medical News Today informa que los puntos negros, también llamados comedones cerrados, son la primera etapa de los granos. Cuando la sustancia que obtura al poro se expone al aire se oxida, lo que produce el color oscuro característico de los puntos negros. Al extraerlos suavemente evitas que se conviertan en granos más grandes o en puntos blancos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Exfoliante facial o bicarbonato de sodio
  • Tónico de ácido salicílico
  • Bolas de algodón
  • Cacerola
  • Toalla
  • Pañuelos de papel
  • Aceite del árbol del té (opcional)

Instrucciones

  1. Limpia tu rostro con una crema facial exfoliante para eliminar la suciedad, el maquillaje y las células muertas de la piel. Puedes comprar un producto comercial que tenga microesferas, sal o semillas de albaricoque molidas o puedes hacer uno por tu cuenta con bicarbonato de sodio. Espolvorea bicarbonato en la palma de la mano y agrega la suficiente cantidad de agua para hacer una pasta y masajearla sobre el rostro con la punta de los dedos, realizando movimientos circulares.

  2. Hierve una olla de agua en la hornilla y ponla sobre una compresa caliente o sobre una toalla doblada en la encimera. Envuelve una toalla grande sobre tu cabeza para formar una tienda y luego inclina tu rostro a unas 12 pulgadas (30 cm) sobre la olla. Deja que el vapor cubra tu rostro durante 10 minutos. Si tu piel es propensa al acné, puedes agregar unas gotas de aceite del árbol del té, un antiséptico natural, al agua.

  3. Seca tu rostro con la toalla y envuelve tu dedo índice con pañuelos de papel.

  4. Quita suavemente los puntos negros de los poros con la punta de los dedos. Deberían estar blandos y fáciles de quitar. No los fuerces ya que eso puede provocar cicatrices.

  5. Aplica un tónico de ácido salicílico con una bola de algodón. Esto seca el exceso de aceite y cierra los poros.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jones | Traducido por alejandra prego