Cómo destapar los poros en las axilas

Las axilas no reciben muchos cuidados, pero como el resto de tu cuerpo, también tienen poros. Cuando se tapan, pueden aparecer pelos enterrados e incluso algunos granos. Las axilas tapadas se llenan de bacterias, que pueden empeorar el olor corporal. No necesitas consultar a un dermatólogo para destapar tus poros, pues con exfoliación regular podrás hacerlo. Puedes hacer tu propia solución para exfoliar natural, pero si tienes poco tiempo, incluso un trapo para bañarse húmedo funcionará.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Trapo para bañarse
  • Glicerina vegetal
  • Tazón pequeño
  • Sal de mesa
  • Aceite esencial (opcional)
  • Azúcar
  • Clavo molido
  • Cáscaras de naranja
  • Pétalos de rosa secos
  • Aceite de sésamo
  • Contenedor

Instrucciones

  1. Limpia tus axilas con un trapo húmedo cuando te bañes y antes de afeitarte. La tela destapará suavemente los poros, eliminando el aceite y la grasa.

  2. Rasura tus axilas en la noche, antes de dormir. Tus axilas no estarán cubiertas con desodorante durante la noche, así que afeitarlas antes de dormir permitirá que respiren.

  3. Reduce el uso del antitranspirante. Estos productos bloquean los poros de las axilas para evitar que sudes. Mejor simplemente usa desodorante. Sudarás, pero tu sudor no olerá mal.

  4. Agrega unas cucharadas de glicerina vegetal a un tazón pequeño. Mezcla un poco de sal de mesa y revuelve. Agrega y mezcla hasta formar una pasta gruesa. Si lo deseas, agrega una o dos gotas de aceite esencial para darle un buen aroma. Esparce una capa delgada de la pasta sobre cada axila cuando te bañes, luego enjuaga.

  5. Mezcla 3/4 tazas de azúcar, 2 cucharaditas de clavo molido, 2 cucharadas de cáscaras de naranja rayadas y 1 cucharada de pétalos de rosa secos en un tazón pequeño. Agrega 1 1/2 tazas de aceite de sésamo y revuelve bien. Aplica la pasta dos veces a la semana con las axilas húmedas y luego enjuaga. Guarda el sobrante en un sitio fresco y oscuro hasta por seis meses.

Consejos y advertencias

  • Para hacer tu propio desodorante natural, combina 1/4 taza de bicarbonato de sodio, 5 cucharadas de aceite de coco y 1/4 tazas de fécula de maíz o polvo de arrurruz. Guarda el desodorante en un contenedor sellado, permanecerá fresco por varias semanas.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por eduardo moguel