Cuándo el despliegue militar provoca comportamiento violento en niños

El despliegue militar, ya sea uno breve o extendido, es difícil para la familia completa. Los niños son especialmente vulnerables a los cambios de las dinámicas familiares y la ansiedad que viene con ellos. Entre los muchos cambios de comportamiento que tu hijo puede experimentar durante este tiempo, incluidos el pesar y el miedo, también hay un riesgo incrementado de comportamiento violento. Es importante entender de dónde viene este comportamiento y cómo puedes ayudar a reducirlo.

Comportamientos

El despliegue militar y los cambios familiares afectan a todos los niños de forma diferente. Aunque los niños pequeños tal vez no entiendan completamente la situación, el miedo y ansiedad que se siente cuando falta un padre o hay un cambio en la rutina puede provocar comportamiento agresivo en los niños tan pequeños como de dos a tres años de edad. Además del comportamiento violento, HealthyChildren.org afirma que los niños más grandes y los adolescentes son especialmente vulnerables a otros comportamientos destructivos, incluyendo fumar, beber y abusar de las drogas. Los comportamientos violentos pueden incluir violencia autoinfligida, agresión en casa o en la escuela.

Recomendaciones

Para reducir el comportamiento violento de tu hijo durante el despliegue, habla con él sobre lo que puede esperar y responde sus preguntas con honestidad, pero con términos apropiados para su edad. Si sientes algo de agresión e ira tú mismo, explica tus sentimientos a tu hijo y discute formas apropiadas de manejar tus sentimientos. Proporciona a tu hijo tanta estabilidad y rutina en casa como sea posible y ayúdale a encontrar formas de sentirse conectado con el padre en despliegue, como mantener un diario o enviar paquetes de ayuda. El U.S. Department of Education recomienda estimular a los niños de edad elemental para pintar o dibujar para reflejar sus sentimientos y a los niños más grandes a escribir historias o ejercitarse para relajarse.

Buscando ayuda

Si tu hijo asiste a la escuela, necesitarás la ayuda de su profesor u otro administrador en la escuela para asegurarte de que haya estabilidad y una rutina sólida también ahí. Si sientes que el comportamiento violento de tu hijo es excesivo o si no muestra señales de ajuste al cambio, habla con un consejero u otro profesional en adolescentes. Además de los estallidos violentos, debes estar consciente de los comportamientos violentos más útiles, como crear dibujos o escritos oscuros.

Consideraciones

Ten en mente que las reacciones retardadas al despliegue pueden tomar semanas o meses para salir a la superficie, de acuerdo con el U.S. Department of Education. Tu hijo puede requerir algún tiempo para exhibir comportamientos violentos, pero debe ser tranquilizado y recibir ayuda sin importar cuándo salgan los comportamientos a la superficie. También podrías notar algunos cambios de comportamiento problemáticos después del despliegue, especialmente si tu hijo tuvo problemas para reajustarse o siente ansiedad por acercarse al padre desplegado.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por laura de alba