Desobediencia en niños pequeños

A pesar de lo molesto que puede ser que tu hijo pequeño te desafíe abiertamente, la mala conducta es una parte normal de la niñez. Si no es excesiva, no deberás preocuparte demasiado sobre el tema; pero esto no quiere decir que no tomarás medidas para cambiar su comportamiento. Enseñarle a tu niño pequeño sobre las expectativas, las consecuencias y el auto control te ayudará a lidiar efectivamente con esta desobediencia y te dará el impulso para reforzar las reglas y directrices.

Desafío

Cuando tu hijo te dice "no" o ignora una orden, recuerda que esto es perfectamente normal para tener su propia voluntad y ejercitarla. Como niño pequeño, no entiende el contexto de sus acciones o por qué es importante escuchar lo que tú le dices. Sólo quiere hacer las cosas que él quiere y probar tu respuesta a su comportamiento. Algunos padres sobrestiman la capacidad de su hijo de entender lo que están diciendo, por lo tanto, sé consciente de la posibilidad de que en realidad esté más confundido que tratando de ser desobediente. Sin embargo, si crees que él te está desafiando, es momento de tomar medidas para hacerle saber que eso es inaceptable.

Tiempo fuera

El propósito del tiempo fuera es retirar la atención de los padres por algunos minutos y darle tiempo al niño para tener control sobre sus emociones, pensar sobre lo que está haciendo y volver con un mejor marco. Puedes comenzar a utilizar la técnica del tiempo fuera cuando él tenga alrededor de 18 meses, pero esta técnica no debe durar más de un minuto por año de edad porque si no se podría perder el propósito del ejercicio. Esta técnica sólo es efectiva si tu hijo normalmente recibe mucha atención, para que la repentina falta de atención cause una gran impresión.

Razonamiento

Con los niños más pequeños, el objetivo es hacer que asocien el mal comportamiento con una consecuencia negativa y la pérdida de la atención de los padres. Con los niños un poco más grandes, puedes darle algo a pensar durante el tiempo fuera. Cuando tu niño puede entender el razonamiento básico, puedes explicarle la razón del tiempo fuera y pedirle que piense sobre lo que hizo hasta que haya terminado el plazo de este. Por ejemplo, si aplicaste el castigo por quitarle un juguete a otro niño, puedes pedirle que piense sobre cómo se sentiría si alguien le quitara sus juguetes y qué podría hacer para que el otro niño se vuelva a sentir bien una vez que termine el tiempo fuera.

Enojo

Los niños no siempre son buenos entendiendo sus propias emociones o comunicándose con otros. Si tu hijo pequeño repentinamente comienza a portarse mal o te desafía mucho más a menudo, quizás esté expresando enojo sobre algo que lo estresa o un problema que no entiende y no puede expresar claramente. Aunque igual es importante lidiar con los problemas de disciplina de forma apropiada, considera la posibilidad de que haya un problema más grande. Una mudanza reciente, un divorcio o un conflicto familiar son todos problemas que pueden detonar la desobediencia. En estos casos, puedes buscar un consejo profesional.

Más galerías de fotos



Escrito por scott thompson | Traducido por aldana avale