¿Se puede desintoxicar el hígado con limón y aceite de oliva?

Las dietas desintoxicantes han ganado popularidad, y una de las razones es que las celebridades promueven los beneficios de una dieta u otra, asegura la revista Fitness. Sin embargo, Jason Blatner, de la American Dietetic Association, dice quee tu cuerpo es capaz de remover las toxinas sin la ayuda de dietas desintoxicantes. La limpieza de limón y aceite de oliva es algo siempre que puedes hacer en tu casa con elementos comunes. Ésta está diseñada para ayudar a tu cuerpo a deshacerse de las toxinas y contaminantes que se acumulan en el hígado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Taza medidora
  • Manzanas orgánicas
  • Limones orgánicos frescos
  • Colador
  • 1/2 taza de aceite de oliva extra-virgen
  • Licuadora
  • Vaso
  • Laxante de hierbas
  • Jugo de ciruelas

Instrucciones

  1. Prepárate para la limpieza. Come tantas manzanas orgánicas como puedas y bebe al menos un cuarto (un litro) de jugo de manzana orgánica durante tres días antes de comenzar. Lo mejor es comprar manzanas orgánicas y hacer el jugo tú mismo, asegura el personal de Breathing.com.

  2. Lava los limones orgánicos cuidadosamente y exprime su jugo. Cuela el jugo de limón con un colador para separa las semillas. Exprime limones suficientes para obtener 1/2 taza de jugo.

  3. Mide 1/2 taza de aceite de oliva extra-virgen que esté a temperatura ambiente.

  4. Justo antes de ir a acostarte, mezcla el aceite de oliva extra-virgen con una cantidad igual de jugo de limón y licúa. Como alternativa, vierte ambos ingredientes en un frasco o una botella y agita vigorosamente.

  5. Bebe la mezcla de inmediato, de otra forma, el aceite y el jugo de limón pueden separarse. Evita consumir alimentos sólidos durante el día. Opta por té de hierbas, caldo de vegetales y agua para calmar el hambre.

  6. Acuéstate unos 30 minutos. Esto te ayudará si sientes náuseas luego de beber la mezcla de aceite de oliva y jugo de limón.

  7. Bebe una taza de té laxante de hierbas en la mañana, seguido de un vaso de jugo de ciruela para estimular el movimiento intestinal.

Más galerías de fotos



Escrito por foziya khan | Traducido por mike tazenda