Cómo desintoxicar el hígado graso

La enfermedad del hígado graso es la acumulación de grasas, principalmente triglicéridos, en el hígado. Esta condición común suele ser asintomática, pero algunas personas pueden tener un ligero dolor abdominal o fatiga. El médico puede descubrir que tu hígado está inflamado durante un examen físico de rutina. En raras ocasiones la inflamación puede conducir a la cicatrización o cirrosis del hígado que puede ser fatal. Una combinación de dieta y ejercicio puede ayudarte a desintoxicar el hígado graso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Mantén un peso saludable. La obesidad, la diabetes tipo 2, la resistencia a la insulina y el síndrome metabólico son factores de riesgo para la enfermedad del hígado graso. Alrededor del 20 por ciento de las personas con sobrepeso tienen el hígado graso, según el sitio web "Better Health Channel".

  2. Reduce tus niveles de ingesta de colesterol y niveles de triglicéridos. Los triglicéridos son la forma en que las grasas existen en el cuerpo, y el exceso de calorías que no se utilizan como energía de inmediato se almacenan como esta forma de grasa en las células. La American Heart Association sugiere sustituir las grasas saturadas y grasas trans por las mono y poli insaturadas. Por ejemplo, utiliza el aceite de oliva en lugar de la mantequilla y come salmón en lugar de carne de res.

  3. Evita el alcohol y las drogas, las cuales pasan factura al hígado y añaden presión sobre el órgano, haciendo más difícil la desintoxicación. El alcoholismo es una causa conocida de la enfermedad de hígado graso declara el sitio "Better Health Channel". Consulta con tu médico acerca de los medicamentos que estás tomando, ya que algunas drogas por prescripción contribuyen a la inflamación del hígado.

  4. Haz ejercicio por lo menos 30 minutos al día, cinco días a la semana a un nivel moderado. Esto ayudará a mantener tu peso, controlar los niveles de insulina y reducir los triglicéridos. La enfermedad del hígado graso se asocia con la resistencia a la insulina, incluso en personas con un peso saludable que no tienen diabetes, según un estudio realizado en Italia en el 2000 por el Department of Internal Medicine and Gastroenterology researchers, G. Marchesini et al., en la University of Bologna.

Consejos y advertencias

  • El embarazo, el síndrome de ovario poliquístico y el hipotiroidismo son causas poco comunes de la enfermedad del hígado graso.
  • Un análisis de sangre confirmará su diagnóstico, así como otras enfermedades del hígado como la hepatitis viral y la hemocromatosis, que comparten síntomas similares.

Más galerías de fotos



Escrito por maura shenker | Traducido por jane laury