Desintoxicación de ajo

El ajo ha sido usado en medicina por miles de años, lo usaban los antiguos egipcios, los sepultureros de la Edad Media que creían que los protegía de la plaga negra y en la Primera y Segunda Guerra Mundial para evitar las gangrenas en los soldados. El uso del ajo para desintoxicar al cuerpo es también una antigua práctica, aunque no es posible acelerar el proceso de la desintoxicación natural que hacen tu hígado y riñones. Aunque el ajo no puede realmente deshacerse de las toxinas te da beneficios de salud.

Función

El ajo contiene altas cantidades de vitamina C, que apoya a tu sistema autoinmune y a tu hígado. También tiene anti-oxidantes, que te ayudan a pelear contra los radicales libres de tu torrente sanguíneo que son los responsables de algunos de los efectos del envejecimiento, además de estar vinculados con ciertos tipos de cáncer y enefermadades cardíacas. Tiene una sustancia natural llamada allicina. Cuando lo pisas o picas fresco, rompes la allicina, que es lo que contiene las propiedades curativas y contribuyes a que despida un fuerte olor.

Ideas equivocadas

Tu hígado y tus riñones trabajan constantemente para procesar y excretar las toxinas. Si eres una persona razonablemente sana, la mayoría de las toxinas no quedarán en tu cuerpo. Muchos de los entusiastas de la desintoxicación culpan a las toxinas que se juntan por la lentitud, los dolores de cabeza, los bloqueos y otros síntomas, pero muy probablemente esos síntomas se deban a una nutrición pobre o a una ligera deshidratación. Hasta cuando las toxinas de las comidas procesadas y los agentes ambientales se juntan en tu cuerpo, comer o beber ciertos alimentos, como el ajo, no será suficiente para que te deshagas de ellas. Si tomas demasiado alcohol, drogas o fumas puedes juntar venenos, que necesitan más que ajo para ser eliminados.

Mirada experta

Una revisión de los estudios hecha en 2009 sobre los efectos del ajo en la prevención y el tratamiento de los resfríos comunes, en las revisiones de Cochrane Database of Systematic en línea, habla sobre la prueba que se hizo en 146 individuos y que parece sugerir que este producto tiene cierta influencia en la disminución de los efectos de los resfríos comunes y su duración. Se necesitan más estudios clínicos para confirmar este resultado. La Clínica Mayo sostiene que los estudios preliminares han mostrado que el ajo puede ayudar a bajar el colesterol y hasta a prevenir ciertos tipos de cáncer, aunque se necesitan hacer más estudios. La desintoxicación no es ampliamente reconocida por la medicina occidental, pero es razonable pensar que cuanto más sano sea un cuerpo, mejor hará su trabajo de desintoxicación.

Usos

Pisar el ajo antes de cocinarlo ayuda a evitar que el calor debilite los sanos efectos de la allicina. Agrégalo cerca del final de la cocción para quitarle su sabor fuerte y para que retenga la mayor cantidad de nutrientes posibles. Pisa o ralla el ajo crudo y ponlo en aceite de oliva para poner en las ensaladas o las pastas. Los suplementos que contienen ajo añejado son los mejores para el sistema inmune y le ayudan a tu cuerpo a desintoxicarse naturalmente. Consumir de dos a cuatro dientes de ajo por día, o tomar de 600 a 1.200 mg de ajo encapsulado o congelado, es suficiente para hacer que tu cuerpo se desintoxique.

Advertencia

La sensibilidad al ajo fresco puede causarte hinchazón, mal aliento, molestias de estómago, olor desagradable en el cuerpo y trasnpiración. Manejar grandes cantidades de ajo crudo te puede provocar lesiones en la piel. De acuerdo al University of Maryland Medical Center, el ajo puede interactuar con algunos medicamentos, incluyendo los que licúan la sangre, los que son antiplaquetas y los inhibidores de proteasa. Habla con tu médico antes de aumentar tu ingesta de ajo en cualquier forma. La Clínica Mayo también advierte que el ajo puede provocar hemorragias en algunas personas, así que ten cuidado con el consumo del mismo antes de una cirugía o de un trabajo dental invasivo.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por adriana de marco