Cómo desinflamar los párpados después de llorar

El sistema nervioso simpático controla el acto de llorar. Para la mayoría de la gente, el peligro, el miedo o la ira desencadena la respuesta del llanto, lo que consiste en un aumento de la adrenalina, de acuerdo con la Universidad de Alabama en Birmingham, esta adrenalina hace que los músculos de la cara se contraigan, así como la garganta y los ojos se pongan rojos e inflamados. La inflamación de los ojos que prevalece después del episodio de llanto afortunadamente se puede desaparecer con cosas que puedes sacar de la cocina.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Tazón
  • Agua
  • Cubos de hielo
  • Leche
  • Bolas de algodón
  • Bolsitas de té
  • Pañuelos faciales
  • Pepino o patata

Instrucciones

  1. Llena el tazón a la mitad con agua. Añade tres o cuatro cubos de hielo al agua. Satura una toalla facial con el agua fría, exprime y déjala reposar por cuatro a cinco minutos sobre los ojos. La compresa fría remueve el enrojecimiento y suprime la inflamación. Repite de tres a cuatro veces.

  2. Retira el contenedor de leche del refrigerador. Vierte una pequeña cantidad de leche sobre una taza. Satura dos grandes bolas de algodón con la leche. Aparte de bajar la inflamación por llorar, la leche atenúa los círculos obscuros bajo los ojos. Deja las bolas de algodón sobre tus ojos cerrados por 10 minutos. Repite hasta que ya no haya inflamación.

  3. Sumerge dos bolsas de té negro o de manzanilla en una taza de agua helada por 10 minutos. Los taninos en el té ayudan a contraer los vasos sanguíneos, aliviando la inflamación. Remueve las bolsas de té heladas y envuélvelas individualmente en un pañuelo facial. Coloca las bolsas sobre tus párpados inflamados por 15 minutos. Repite el procedimiento si es necesario.

  4. Abre el cajón de las verduras de tu refrigerador y saca una patata o un pepino. Corta dos rebanadas de la patata o del pepino y coloca cada una sobre cada ojo cerrado. Permite que las rebanadas permanezcan sobre tus ojos por 10 a 15 minutos. Repite el procedimiento con dos rebanas frías más si la inflamación persiste.

  5. Masajea tus ojos con las yemas de tus dedos gentilmente. Masajea la piel suave entre tus cejas y las esquinas interiores de tus ojos. Este suave masaje remueve el exceso de fluido que se acumula cuando lloras.

Consejos y advertencias

  • Aplicar un poco de maquillaje corrector alrededor de tus ojos puede desvanecer el enrojecimiento y esconder algo de la inflamación
  • No frotes tus ojos. Frotarlos causara más irritación, haciendo que tus ojos se vean más rojos e inflamados.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por maria del rocio canales