Cómo desinfectar un guante de béisbol

El sudor, la suciedad e incluso el moho no sólo pueden dejar tu guante de béisbol en condiciones antihigiénicas; también podrían arruinarlo del todo. Las bacterias crecen en condiciones de humedad, así que es importante mantener tu guante seco en todo momento. Después de un juego, colócalo en un área bien ventilada hasta que la humedad desaparezca. Si no has hecho esto regularmente y tu guante de béisbol debe ser desinfectado, hay algunos pasos simples que puedes seguir para dejarlo en buenas condiciones.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Mezcla una taza de agua con una taza de alcohol. Luego frota la mezcla (usando un trapo limpio) sobre el guante de béisbol. Asegúrate de cubrir cada rincón y grieta del guante, incluyendo las áreas alrededor de las costuras. Esto ayudará a eliminar todo el moho y bacterias acumulados en el cuero. Coloca el guante en algún lugar ventilado (lejos de la luz solar directa) para que se seque.

  2. Usa jabón con fungicida si la mezcla de alcohol y agua no funciona por sí sola. Sabrás que aún hay hongos o moho en el guante si percibes olor a humedad aún después de secarse. Al usar jabón, limpia bien el guante con un trapo húmedo y agua limpia y luego sécalo al aire hasta que la humedad desaparezca por completo.

  3. Rocía el guante con un aerosol antibacterial. Ésta es la forma más rápida de desinfectar un guante de béisbol, ya que no requiere tiempo de secado. Puedes usar aerosoles especializados que venden en tiendas deportivas, o probar con un aerosol usado para refrescar calzado. Ten en cuenta que esto no limpiará el guante, sólo eliminará las bacterias que causan el mal olor.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por pau epel