Cómo deshidratar el kiwi

No hay necesidad de consumir bocadillos y rellenos procesados llenos de químicos cuando tienes acceso al kiwi natural y saludable. Esta fruta es naturalmente dulce y es una buena fuente de vitamina E y potasio. Los kiwis secos son incluso más dulces y si se guardan en un lugar fresco y seco se conservan bien por seis meses o más (y congelados, indefinidamente) sin necesidad de químicos o conservantes. Esto los convierte en una excelente opción de bocadillos para llevar en caminatas o incluso en las viandas para el colegio.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 1 galón de agua
  • 1 taza de jugo de limón
  • Recipiente grande u olla sopera
  • 12 kiwis
  • Mondador de hortalizas
  • Cuchillo de mondar
  • Deshidratador o asadera
  • Recipientes o bolsas plásticas resellables

Instrucciones

    Método con el deshidratador de alimentos

  1. Mezcla 1 galón de agua y 1 taza de jugo de limón en un recipiente grande u olla sopera.

  2. Pela los kiwis con el mondador de hortalizas. Córtalos en rodajas de 1/4 pulgada de espesor y colócalas en el agua con el jugo de limón para remojarlos mientras los cortas. Deja que las rodajas queden en remojo por al menos cinco minutos en la solución.

  3. Retira las rodajas de kiwi de la solución de jugo de limón y acomódalas en una capa simple sobre bandejas para deshidratar alimentos.

  4. Coloca las bandejas dentro del deshidratador y sécalas por seis a 12 horas. El tiempo de secado depende de la humedad del aire como así también de la circulación de aire del deshidratador, por lo tanto verifica cada hora luego de pasadas seis horas. El kiwi estará listo cuando al morderlo tenga una textura correosa y dura y sin humedad.

  5. Coloca el kiwi deshidratado en un recipiente hermético o en una bolsa plástica resellable para almacenarlo.

    Método al horno

  1. Precalienta el horno a 180° F, o colócalo en el programa "Warm" (tibio) si tu horno no tiene marcadas las temperaturas bajas. Mezcla un galón de agua con 1 taza de jugo de limón en un recipiente grande u olla sopera.

  2. Pela los kiwis con el cuchillo de mondar, con cuidado de no retirar demasiada pulpa. Corta el kiwi en rodajas de 1/4 pulgada de espesor. Coloca el kiwi en rodajas dentro de la solución de jugo de limón a medida que lo vas cortando.

  3. Retira las rodajas de kiwi de la solución y distribúyelas en una capa simple sobre la asadera.

  4. Coloca la asadera dentro del horno y seca el kiwo de seis a 12 horas. Luego de seis horas, controla la fruta cada hora. Estará listo cunado al morderlo tenga una textura correosa y dura sin humedad.

  5. Coloca el kiwi deshidratado en una recipiente hermético o bolsa plástica resellable para almacenarlo.

Consejos y advertencias

  • Consume el kiwi deshidratado directamente, incorpóralo en una mezcla de granola o combínalo con quinoa.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie smith | Traducido por paula santa cruz