Cómo deshidratar higos en casa

Una de las primeras frutas en ser cultivada, los higos han sido considerados un bocadillo sabroso y opción viable de alimento por al menos 6,000 años, según el University of Florida Extension Service. Cargados de grandes cantidades de fibra dietaria, estas pequeñas frutas dulces se echan a perder rápidamente. Deshidratarlos una forma efectiva de preservarlos para usarlos más adelante en ensaladas, postres o cualquier aventura culinaria que imagines y sueñen tus papilas gustativas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cuchillo pequeño
  • Rejilla de alambre
  • Paño
  • Malla fina

Instrucciones

    Secado al sol

  1. Lava los higos para eliminar la suciedad y los restos que pudiera haber sobre ellos.

  2. Retira los tallos y corta las zonas machucadas con un cuchillo pequeño.

  3. Corta los higos por la mitad, de arriba hacia abajo.

  4. Forra una rejilla con un paño lo suficientemente grande como para cubrirla y colócala al sol.

  5. Ubica los higos sobre la rejilla de tal manera que estén alineados para optimizar el espacio, pero que no se toquen.

  6. Cubre los higos con un trozo de malla fina para mantener alejados a los insectos curiosos.

  7. Deja secar los higos al sol durante dos días, controlándolos por la mañana. Cuando estén listos deberían estar blandos y maleables y no soltar jugo cuando se los aprieta.

    Secado en el horno

  1. Lava los higos para eliminar la suciedad y los restos que pudiera haber sobre ellos.

  2. Retira los tallos y corta las zonas machucadas con un cuchillo pequeño.

  3. Corta los higos por la mitad de arriba hacia abajo.

  4. Acomódalos en una capa simple sobre una asadera de tal manera que no se toquen.

  5. Coloca los higos en el horno precalentado a 110 a 115°F y deja la puerta entreabierta para evitar que se acumule humedad. Usa un termómetro para horno para asegurarte de que la temperatura nunca supere los 135° F. Controla los higos cada dos horas, rotándolos cada vez para asegurarte una cocción pareja y apaga y enciende el horno según sea necesario para regular la temperatura.

  6. Deja los higos dentro del horno por 10 a 20 horas. Chequea periódicamente luego de 10 horas para ver si están hechos. Deberían estar firmes no soltar humedad al apretarlos.

Consejos y advertencias

  • Los higos también se pueden desecar con el uso de un deshidratador. Coloca la temperatura a 110° F durante 12 a 24 horas. Sigue las instrucciones específicas de tu aparato para usarlo correctamente.
  • Guarda los higos en recipientes herméticos por hasta 2 años en un lugar fresco y seco.

Más galerías de fotos



Escrito por melynda sorrels | Traducido por paula santa cruz