Deshidratación durante el entrenamiento del corredor

Las exigencias físicas a las que se someten los corredores exigen de una hidratación adecuada para evitar problemas de salud graves. Las altas temperaturas elevan la necesidad de beber muchos líquidos para evitar la deshidratación cuando corres. Reconocer los signos de deshidratación te permite balancear tu estado antes de que caiga en crisis. Presta atención y sigue las pautas de consumo recomendado de líquidos para mantener a raya este tipo de problemas.

Síntomas

Los síntomas de la deshidratación incluyen mareos, confusión, letargo, náuseas, vómitos y sequedad en los labios y la boca. También se presenta pérdida de peso a lo largo de la carrera. Dichos síntomas son una señal de advertencia de que tu sistema necesita hidratarse de inmediato. Monitorea tu cuerpo de cerca durante y después de tu entrenamiento para detectar cualquier cambio o sensación que pueda indicar un problema de deshidratación.

Efectos

Incluso la deshidratación leve puede afectar tu rendimiento durante la carrera. En una competencia, esto significa perder tu tiempo objetivo. Durante las carreras de entrenamiento, la eficacia de la sesión disminuye debido a que no te desempeñas a tu máximo potencial. Por lo regular irás perdiendo energía a medida que tu cuerpo se deshidrata, por lo que no serás capaz de esforzarte más mientras corres. En lugar de sentirte lleno de energía y más fuerte al final de la carrera, es probable que te sientas agotado. Esto afecta tu recuperación e incluso tu desempeño al día siguiente.

¿Qué debo beber?

El agua te hidratará eficazmente cuando estás corriendo. No añadas ninguna caloría o ingrediente innecesario. Para los trayectos largos, una bebida deportiva le proporcionará a tu cuerpo los hidratos de carbono que necesita para tener una buena fuente de combustible. Las bebidas deportivas también hidratan y reemplazan sodio que se pierde con el entrenamiento. Evita las bebidas con alcohol antes, durante o después de la carrera, ya que pueden contribuir a la deshidratación.

Guía de hidratación

Para evitar la deshidratación, comienza a beber agua incluso antes de salir o empezar tu entrenamiento. Es necesario que bebas agua con regularidad durante todo el día, todos los días para mantener tu cuerpo bien hidratado. Planea tomar alrededor de 1 a 2 tazas de agua una hora antes de la carrera. Durante la carrera, bebe entre 4 y 8 onzas cada 15 minutos para evitar la deshidratación. Toma toda la que necesites para saciar tu sed después de terminar de entrenar. Una manera de averiguar si estás deshidratado es pesarte antes y después de correr. Recuerda que si estás correctamente hidratado, tu peso debe seguir siendo el mismo.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por pei pei