Cómo deshacerte rápidamente de las espinillas en la espalda

El acné es una condición inflamatoria de las glándulas sebáceas que hace que las espinillas aparezcan en la superficie de la piel. El acné es un problema que afecta principalmente a la cara y el cuello, pero también ocurre en tu espalda. Desafortunadamente, esta no es una área visible, por lo que no puedes cuidarla tan bien como tu cara. Existen una variedad de tratamientos disponibles para deshacerte de las espinillas en tu espalda.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Limpiador suave
  • Bicarbonato de soda
  • Jugo de limón

Instrucciones

  1. Limpia tu espalda dos veces al día usando un limpiador suave. Tu piel entra en contacto con la ropa sucia, contaminantes ambientales y con el sudor diariamente, por lo que esta suciedad debe ser lavada regularmente. Limpiar tu espalda dos veces al día te ayudará a deshacerte de las bacterias y del exceso de tierra y aceite.

  2. Aplica aceite de té de árbol en la piel afectada dos veces al día hasta que las espinillas hayan desaparecido. Según la Clínica Mayo, este aceite puede ser tan efectivo como las cremas que tienen un 5% de peróxido de benzoilo. El aceite de té de árbol es potente, así que asegúrate de diluirlo con partes iguales de agua antes de aplicarlo. Por ejemplo, usa 1/4 de taza de aceite de té de árbol con 1/4 de taza de agua.

  3. Exfolia tu espalda un día por medio usando exfoliantes naturales. El jugo de limón y el bicarbonato de soda mezclados con agua son muy efectivos, según Acné Talks. El jugo de limón ayuda a destapar a los poros y elimina las células muertas de la piel. Exprime el jugo de un limón en un tazón pequeño y unta un algodón en el tazón. Aplica directamente en la espinilla en tu espalda y deja que se seque completamente. Enjuaga con agua fría y repite el ciclo dos veces al día hasta que las espinillas se hayan ido. El bicarbonato de soda también se deshace de la piel muerta y destapa los poros. Crea una pasta mezclando partes iguales de agua y bicarbonato de soda, aplícala en la piel y enjuaga como si fuera un limpiador regular. Hazlo tres veces a la semana.

  4. Aplica una fina capa de una crema de venta libre que contenga peróxido de benzoilo o ácido salicílico después de limpiar tu espalda. Este secará las espinillas y evitará que surjan nuevos brotes. Asegúrate de que la medicina se secó por completo antes de usar ropa, ya que estas cremas pueden manchar tu ropa si están húmedas.

Más galerías de fotos



Escrito por david friedman | Traducido por ana maría guevara