Cómo deshacerte naturalmente de los puntos negros

Las personas que tienen muchos puntos negros saben que estos visibles poros tapados hacen que el cuidado de la piel sea un acertijo. Usualmente aparecen en la piel sensible, grasosa y con tendencia al acné, por lo que las fórmulas con múltiples ingredientes pueden empeorar a la situación. Es mejor lidiar directamente con el problema usando productos naturales que no empeoren la situación. Aléjate del gabinete del baño y busca más bien en tu cocina para hacer una mascarilla semanal y un tratamiento para manchas que resuelva tus puntos negros.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador facial de aceite de árbol de té
  • Toalla de papel
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de jugo de naranja
  • Tazón
  • Cuchara
  • Elástico
  • Trapo de algodón
  • Crema hidratante no comedogénica

Instrucciones

  1. Humedece tu piel con agua tibia.

  2. Aplica una pequeña cantidad de limpiador facial de aceite de árbol de té en tu piel usando movimientos circulares hacia arriba. Existen jabones a base de aceite de árbol de té disponibles tanto en barra como en forma líquida y ayudan a limpiar naturalmente a la piel sin secarla.

  3. Seca tu piel suavemente. Usa una toalla de papel en vez de una toalla, ya que esta está libre de bacterías y no irritará a tu piel.

  4. Vierte una cucharada de jugo de naranja en un tazón. Si es posible, usa jugo recién exprimido.

  5. Añade 1 cucharada de bicarbonato de sodio al tazón.

  6. Usa una cucharada para mezclar los ingredientes hasta que formen una pasta.

  7. Recoge tu cabello para alejarlo de tu cara. Si tienes cabello corto, usa una diadema para mantenerlo hacia atrás.

  8. Aplica una capa de la mascarilla en tu cara y añade una capa extra en cualquier punto negro o área con tendencia al acné.

  9. Deja que la mascarilla repose por 20 minutos.

  10. Pasa las puntas de tus dedos bajo el agua caliente y masajea suavemente el área cubierta por la mascarilla. Esto exfoliará tu piel para llevar a los puntos negros a la superficie mientras eliminas la piel muerta.

  11. Enjuaga la mascarilla usando agua caliente.

  12. Humedece un trapo limpio de algodón y úsalo para eliminar los pedazos de mascarilla difíciles de limpiar. Esto provee una exfoliación extra.

  13. Enjuaga tu cara con agua tibia y sécala con una toalla de papel.

  14. Aplica una pequeña cantidad de una crema hidratante ligera y no comedogénica en tu piel. La piel grasa necesita estar bien hidratada para evitar que produzca un exceso de grasa, lo que lleva a brotes de acné.

Consejos y advertencias

  • Realiza esta rutina por la noche, ya que puede que tu piel esté roja y sensible después.

Más galerías de fotos



Escrito por celeigh o'neil | Traducido por ana maría guevara