Cómo deshacerte de los músculos doloridos después de correr

Correr es una forma de ejercicio que cuesta un poco más que la inversión en un buen par de zapatillas. Siempre y cuando tengas un lugar seguro para hacerlo, cuándo o cómo corras realmente no importa. Como cualquier corredor puede confirmar, correr duele. Los músculos doloridos y cansados son la evidencia del desgaste físico que tu cuerpo debe soportar para mantenerse en forma y saludable. Deshacerse del dolor requiere de métodos prácticos y paciencia.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Hielo

Instrucciones

  1. Enfría los músculos doloridos inmediatamente después de correr. Nada en una piscina fresca o date un baño de agua fría de entre 15 y 20 minutos. Los tratamientos fríos ayudan a prevenir la inflamación que causa el dolor muscular.

  2. Masajea tus músculos doloridos. Un masaje suave en las horas siguientes a haber corrido eliminará los desechos materiales que se acumulan en tus músculos y de este modo aliviará tus dolores.

  3. Estira tus músculos después de correr. Después de correr estira suavemente tanto la parte superior de tu cuerpo como la inferior para ayudar a tu cuerpo a enfriarse y a reducir el dolor muscular.

  4. Descansa entre tus entrenamientos. Aunque es importante exigirte cuando estás intentando aumentar tu resistencia, nunca deberías sobreexigirte hasta el punto de sufrir dolor o lesiones. Si tus músculos duelen después de correr, descansa. No importa si eres un corredor principiante o uno experimentado intentando mejorar su rutina, date un descanso de uno o dos días para que tus músculos tengan tiempo de recuperarse.

Consejos y advertencias

  • Estirar después de un precalentamiento pero antes de correr es tan importante como estirar después. Esto no sólo reducirá el dolor muscular sino que también reducirá tu riesgo de sufrir lesiones.
  • Evita las almohadillas de calor y los baños calientes después de correr. El calor podría hacer que tus músculos duelan aún más. Primero aplica hielo, luego disfruta de un relajante baño de burbujas una vez que tus músculos doloridos se hayan recuperado.
  • Si en cualquier momento el dolor se vuelve insoportable o si el dolor muscular empeora en lugar de mejorar, busca atención médica.

Más galerías de fotos



Escrito por jonae fredericks | Traducido por ana grasso