Cómo deshacerte de las marcas en la piel

Es cierto que los humanos somos imperfectos, pero eso no significa que quieras eso escrito en todo tu rostro. El acné, las cicatrices del acné, las cicatrices de heridas y las manchas del daño provocadas por el sol no sólo interfieren con tus planes de maquillaje, sino que también puede ser vergonzoso, causar picazón y dolor. El daño más indeseable de la piel es el que resulta de haber estado demasiados días a la luz del sol o de un brote de acné, y la no tan agradable hiperpigmentación que le sigue. Lucha contra tus frustrantes manchas faciales en todas sus etapas con un tratamiento inmediato para la piel y un control de brotes de acné.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Producto de limpieza libre de aceite
  • Tónico facial
  • Mota de algodón
  • Porducto de limpieza con ácido salicílico
  • Humectante libre de aceite
  • Exfoliante suave
  • Pomada antibiótica
  • Hielo
  • Aceite de vitamina E
  • Manteca de cacao
  • Pantalla de sol
  • Jugo de limón
  • Humectante aclarador de cicatrices
  • Pre-base de maquillaje
  • Rellenador de arrugas (opcional)
  • Corrector
  • Esponja o brocha de maquillaje
  • Base
  • Polvo comprimido mate

Instrucciones

    Dile adiós a las manchas del acné

  1. Lávate la cara todas las mañanas con un producto de limpieza libre de aceite y enjuaga todo residuo. Aplica el tónico en todas las zonas proclives a la grasa de tu piel con una mota de algodón.

  2. Trata tu piel antes de irte a la cama con un producto de limpieza con ácido salicílico para ayudar a controlar los brotes. Enjuaga profusamente.

  3. Humecta a diario con un humectante libre de aceites para mantener la piel suave y tersa sin el agregado de aceite. Aplica una cantidad pequeña de humectante en tus dedos y espárcela suavemente por todo tu rostro.

  4. Coloca un poco de exfoliante en la palma de tu mano y trabájalo en tu piel una o dos veces a la semana para expulsar las células muertas de la piel y destapar los poros. Enjuaga profusamente.

  5. Consulta a un dermatólogo si tienes acné quístico o severo, o brotes constantes.

  6. No te rasques los granos del acné, pues te quedarán cicatrices.

    Repara y reduce las manchas antes de que se fijen

  1. Trata cualquier herida nueva, del acné o de una herida, con un poco de pomada antibiótica. Baja la inflamación del acné aplicando hielo, porque la inflamación generalmente conduce a manchas permanentes.

  2. Lava suavemente alrededor de nuevas costras y no te seques. El daño provocado en las costras produce cicatrices más oscuras.

  3. Humedece las nuevas cicatrices y costras con aceite de vitamina E durante el día. Por la noche, aplica manteca de cacao. Usa filtro solar sobre todas las cicatrices cuando vayas a salir para evitar que se oscurezcan.

  4. Aclara las costras y las manchas oscuras de las cicatrices o del sol con jugo de limón. Aplica una pequeña cantidad todos los días hasta que las manchas alcancen el tono de tu piel. También pueden ayudar los productos de limpieza con ácido salicílico y los humectantes aclaradores de cicatrices, si se los usa a diario.

  5. Consulta a un dermatólogo para ayudar a aclarar, rellenar o extirpar cicatrices rebeldes con medicaciones recetadas o cirugía.

    Si todo lo demás falla, usa maquillaje

  1. Aplica una crema humectante, y luego recubre tu rostro con una pre-base de maquillaje. Usa una pre-base de silicona si las cicatrices son prominentes.

  2. Coloca un rellenador de arrugas o un producto de máscara facial transparente en cualquier cicatriz hundida.

  3. Aplica corrector sobre las manchas planas o elevadas, y difumina bien con tus dedos o con una esponja de maquillaje. Usa un corrector de tono verde para cubrir las manchas rojo oscuro.

  4. Aplica tu base con una esponja de maquillaje o una brocha, aplicando suavemente sobre los sitios del corrector. No arrastres la base. Fíjala ligeramente con polvo comprimido.

Consejos y advertencias

  • Nunca coloques maquillaje brillante sobre las cicatrices elevadas o hundidas, pues las resaltará y llamarán la atención.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa j. bell | Traducido por irene cudich