Cómo deshacerte de las espinillas secas

Según el sitio web "Acne.org", el acné puede ser causado por un aumento hormonal que estimulará tus glándulas sebáceas para crecer y producir más aceite de lo normal. Esto puede obstruir los poros y crear un grano lleno de sebo. Si aprietas tus granos, correrás el riesgo de introducir bacterias e infectar la piel, haciendo que tu grano se vuelva más grande y en ocasiones se extienda. Si el grano ya está seco, resiste a la tentación de rascar la capa superior que es una costra que ayuda a la piel a regenerar la zona afectada. Consulta con tu dermatólogo antes de usar productos para tu piel si ya estás en un tratamiento para tus espinillas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Llena una olla grande con agua filtrada y llévala a ebullición, retírala del fuego y colócala sobre una superficie que sea lo suficientemente baja como para que puedas curvarte sobre ella mientras estás sentada. Protege la superficie con una toalla si crees que la olla pueda dejar una marca de quemadura como por ejemplo sobre la madera.

  2. Envuelve una toalla grande alrededor de tu cabeza para evitar que el cabello entre en contacto con la cara, y enjuágate la piel con agua tibia para eliminar el exceso de residuos de tu rutina diaria.

  3. Añade unas gotas de aceite esencial de árbol de té al agua caliente y agáchate para permitir que el vapor de la olla caiga sobre tu piel. Si lo deseas, puedes utilizar una segunda toalla para crear un efecto de tienda de campaña de modo que encierres el vapor y consigas más sobre la piel dentro de la toalla. El vapor no debe quemar y si está demasiado caliente puedes abrir una esquina de la toalla para que entre aire fresco. El aceite del árbol de té tiene cualidades antimicrobianas y antibacterianas que ayudan a reducir las infecciones presentes y futuras, de acuerdo con el acupunturista David Crow en su libro "The Pharmacy of Flowers".

  4. Usa una mezcla elaborada de una cucharada de sal marina y una cucharadita de miel para crear un exfoliante nutritivo, y aplícalo suavemente con movimientos circulares en todo el rostro y cuello. Resiste a la tentación de frotarte, ya que deseas eliminar los granos secos sin causar irritaciones que podrían sangrar o llegar a infectarse.

  5. Enjuágate la cara con agua tibia y sécate con un paño suave.

  6. Usa una crema hidratante no grasosa que ayude a tu piel a permanecer nutrida e hidratada para evitar más resequedad.

Más galerías de fotos



Escrito por ana cassis | Traducido por jane laury