Cómo deshacerte de una espinilla sobre tus pies

Las molestas espinillas no están limitadas solo a tu cara. Mientras que la cara, pecho y espalda son áreas son los lugares más populares para las pústulas. las espinillas salen en cualquier lugar de la piel. Una espinilla ocurre cuando el exceso de sebo obstruye un folículo piloso, los cuales están ubicados en todo el cuerpo desde la cara a los pies. Las bacterias en el folículo crean una espinilla negra o un barro sobre la superficie de la piel. Las hormonas y las bacterias son las mayores responsables de estas molestas manchas, pero una rutina consistente de limpieza de pies puede alejar las espinillas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Jabón para el acné
  • Toalla
  • Herramienta de extracción
  • Astringente
  • Bolitas de algodón
  • Peróxido de benzoilo
  • Hidratante para pies sin aceite

Instrucciones

  1. Toma una ducha caliente y lava tu cuerpo como de costumbre. El vapor de la ducha te ayudará a abrir los poros y a suavizar la piel alrededor de cualquier espinilla sobre tus pies.

  2. Coloca tu pie en un taburete para baño o inclínate para alcanzar tu pie. Vierte una pequeña cantidad de jabón para el acné sobre las yemas de tus dedos.

  3. Masajea el jabón suavemente sobre la parte superior de tu pie, trabajando la espuma entre los dedos y en la planta del pie. Presta más atención al área donde salen más espinillas. Enjuágate con agua tibia y repite con el otro pie.

  4. Sal de la ducha y seca tus pies con una toalla limpia.

  5. Coloca el extremo pequeño de una herramienta de extracción de espinillas encima de la misma. Presiona la herramienta de forma firme pero cuidadosa. El poro debe romperse y la suciedad atrapada debe salir. Si no pasa nada, abstente de presionar más duro. Esta espinilla todavía no está lista para salir.

  6. Satura una bolita de algodón con astringente y colócala sobre la espinilla. El astringente actúa como un antiséptico que mata las bacterias nuevas que pueden volver a obstruir el poro abierto.

  7. Coloca una pequeña cantidad de peróxido de benzoilo sobre la yema de tu dedo. Cubre la espinilla con el ungüento y déjalo secar.

  8. Siéntate y frota un poco de hidratante sobre tus pies. Espera unos cuantos minutos para que el hidratante penetre tu piel antes de levantarte. El hidratante es importante, ya que el jabón para el acné tiene ingredientes que absorben la grasa, como el peróxido de benzoilo y ácido salicílico, el cual es conocido por causar resequedad.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de tomar duchas diarias para mantener tus pies limpios.
  • Siempre esteriliza tu herramienta de extracción con alcohol después de cada uso.
  • Si las espinillas continúan apareciendo a pesar de la rutina de limpieza o si notas un grupo de granos rojos, consulta con tu dermatólogo.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa finn | Traducido por alejandra rojas