Cómo deshacerte del mal olor de los pies por las sandalias

Los zapatos de punta abierta de verano no mantienen a raya los olores del pie. Si sufres de algún olor con tus sandalias, es posible que tus pies no sean los únicos culpables. Cuando tus pies producen sudor, como después de un largo paseo con tus sandalias, este necesariamente no huele. Sin embargo, el sudor crea un ambiente húmedo que puede combinarse con bacterias, causando que los malos olores se desarrollen. Para reducir los olores, debes minimizar la cantidad de transpiración y eliminar las bacterias de tus sandalias. Debido a que normalmente no utilizas calcetines que pueden absorber la humedad, con las sandalias, debes utilizar métodos alternativos para reducir el sudor.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Antitranspirante o almidón de maíz
  • Jabón antibacterial
  • Desinfectante en aerosol

Instrucciones

  1. Lávate los pies todos los días con un jabón antibacterial para eliminar las bacterias de los pies antes de ponerte las sandalias. Cuidadosamente con una toalla sécate los pies prestando especial atención a entre los dedos ya que allí se puede retener la humedad. Si tus pies están especialmente sudorosos, repite este proceso a lo largo del día.

  2. Rocía un antitranspirante en las plantas de los pies. Esto ayudará a evitar la sudoración que puede provocar los olores de las sandalias. Busca antitranspirantes que contengan hexahidrato de cloruro de aluminio, un antitranspirante particularmente potente. Una alternativa al olor con un antitranspirante comestible es el almidón de maíz, que se puede aplicar en las plantas de los pies para que absorban la humedad.

  3. Rocía un aerosol antibacteriano o desinfectante directamente sobre tus sandalias. Esto ayudará a eliminar las bacterias existentes que pueden causar los olores. Dale a tus sandalias el suficiente tiempo para que se sequen. Por lo menos 24 horas pueden ser necesarias antes de ponértelas de nuevo.

  4. Haz una taza de té, cualquier tipo servirá, y viértelo en una tina hecha para remojar los pies. Cuando el té esté frío, sumerge tus pies en el té durante 10 minutos. Es posible que desees lavarlos para eliminar cualquier mancha que el té haya dejado. Esta sustancia contiene taninos que ayudan a combatir el olor de los pies.

Consejos y advertencias

  • Escoge sandalias hechas de materiales naturales como el cuero. Estos materiales tienden a respirar mejor que sus equivalentes sintéticos, lo que reducirá la cantidad de transpiración de tus pies.
  • Usar sandalias de goma o de plástico puede causar que tus pies suden, aumentando los olores. Al elegir sandalias, evita las fabricadas de estos materiales.
  • Abstente de usar el mismo par de sandalias dos días seguidos. Al darles un día de descanso les permitirás estar secas cada vez que te las pongas.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por jane laury