Cómo deshacerte de la acidez sin antiácidos

Nada estropea una buena comida absolutamente como el persistente dolor de la acidez estomacal. El origen del dolor es el ácido del estómago que fluye hacia el esófago, el tubo que transporta el alimento ingerido con el estómago. Sin la protección natural contra la acción corrosiva del ácido del estómago, el esófago se inflama cuando el contenido del estómago regresa a esta estructura. Aunque muchas personas toman antiácidos para calmar el dolor de la acidez estomacal, otras medidas también pueden aliviar tu malestar.

Suéltate

Los alimentos y el ácido digestivo suelen quedarse en el estómago gracias a un anillo muscular en el extremo inferior del esófago. Este anillo o esfínter, se relaja para permitir que ingresen los alimentos y se aprieta para evitar el reflujo esofágico. Durante un ataque de acidez estomacal, el esfínter esofágico inferior produce un error y el contenido del estómago escapa hacia arriba en el esófago. Quitar la ropa ajustada puede disminuir la presión en el estómago y el abdomen lo suficiente como para prevenir o reducir el reflujo ácido en el esófago. Afloja el cinturón, pantalones ajustados o falda y ponte algo que quede suelto alrededor de tu centro.

Levántate

La gravedad puede ser tu amiga o enemiga durante un ataque de acidez estomacal, dependiendo de la posición del cuerpo. Cuando el esfínter esofágico inferior está abierto, el contenido del estómago con facilidad lleva el flujo hacia el esófago si te acuestas. Cuando estás en posición vertical, sin embargo, la gravedad actúa contra el reflujo. Evita agacharte cuando tienes acidez estomacal debido a que esta posición comprime el abdomen y gravitacionalmente promueve el retrolavado. Idealmente, debes permanecer en posición vertical durante al menos tres horas después de una comida si experimentas acidez estomacal. Durante este tiempo, el contenido de tu estómago se vacía lentamente en el intestino delgado. Si tienes sueño, una silla reclinable que mantenga tu cuerpo en un ángulo recto es tu mejor apuesta.

Camina

En un artículo de febrero de 2001 publicado en la revista "Alimentary Pharmacology & Therapeutics", el Dr. Benjamin Avidan y sus colegas informan que el caminar después de las comidas reduce significativamente la exposición del esófago al ácido del estómago en las personas con reflujo. Así que ponte ropa cómoda y toma un paseo, el ejercicio es bueno para tu cuerpo y puede ayudarte a aliviar la acidez estomacal.

Mastica goma de mascar

Masticar goma de mascar induce la producción de saliva en la boca. Tragar saliva mientras lo haces ayuda a neutralizar y limpiar el ácido del estómago al esófago, el potencial para aliviar tus síntomas de acidez. En un artículo publicado en noviembre de 2005 publicado en el "Journal of Dental Research", el Dr. Rebecca Moazzez y otros investigadores informaron que masticar goma de mascar sin azúcar durante 30 minutos después de una comida rica en grasas reduce significativamente la exposición esofágica al ácido en las personas con reflujo sintomático.

No fumes

Fumar puede inducir a la flojedad de tu esfínter esofágico inferior, promoviendo el reflujo ácido. Abstenerte de fumar puede ayudar a acortar un episodio de ardor de estómago y puede hacerte pensar acerca de un plan para dejar de fumar a largo plazo. El esófago, el corazón y los pulmones te recompensarán por una decisión tan sabia.

Realiza un descanso al comer

La presión en el interior de tu estómago se acumula con el relleno progresivo, aumentando la probabilidad de reflujo ácido en el esófago. Si tienes acidez, toma un descanso al comer y bebe durante tres o cuatro horas hasta que tu estómago se vacíe. Evita el café, alcohol, leche, jugo de naranja, jugo de tomate, leche de vaca, té con cafeína, pastillas de menta, chocolate y refrescos, ya que estos alimentos pueden agravar la acidez estomacal.

Advertencia

El ardor de estómago frecuente puede indicar un problema médico subyacente, tal como una hernia de hiato, inflamación del estómago, una úlcera o una infección en el esófago. Además, el reflujo ácido en curso puede dañar las células que recubren el esófago, lo que podría aumentar el riesgo de cáncer de esófago. Si tienes acidez estomacal frecuente, consulta a tu médico para determinar la causa y el tratamiento apropiado.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tina m. st. john | Traducido por carlos alberto feruglio