Cómo deshacerse de tus arrugas profundas en la frente

Las arrugas profundas en la frente son prácticamente iguales que cualquier otra en el rostro. A medida que envejeces, tu piel adelgaza y pierde elasticidad. Suma esto con las repetidas expresiones faciales y comenzarás a desarrollar arrugas y pliegues en tu frente y en otras áreas del rostro. Relajar los músculos internos, llenar los pliegues y afirmar la piel pueden mejorar la apariencia de tu frente, por lo que puedes hablar con tu dermatólogo o cirujano plástico para determinar qué forma de tratamiento es mejor para ti y tu piel.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Disminuye tus arrugas en la frente con inyecciones de la toxina botulina, conocida en el mercado como Botox. Esta evita que las señales químicas lleguen a los músculos que causa que se contraigan. A medida que los músculos internos se relajan, las arrugas se suavizan, explica la Clínica Mayo. Los resultados suelen durar hasta cuatro meses.

  2. Pregunta a tu dermatólogo acerca de una nueva forma de botulina que se encuentra en el mercado bajo el nombre de Dysport. También relaja los músculos en el sitio de inyección. Este tratamiento muestra signos que duran de dos a tres veces más que el Botox.

  3. Elimina las arrugas profundas en la frente con rellenos cosméticos. El colágeno es el relleno más común utilizado para reducir arrugas profundas, pero tu dermatólogo o cirujano cosmético puede recomendar otros inyectables, tal como el ácido hialurónico, el politetrafluoroetileno o grasa. Cualquiera de estos rellenos añaden volumen a las arrugas y por ende, eliminándolas. Los rellenos inyectables pueden durar de tres a seis meses, según la Academia Estadounidense de Dermatología.

Consejos y advertencias

  • El único peligro real de los rellenos inyectables es la reacción alérgica, pero algunos doctores hacen pruebas contra cualquier alergia antes de las inyecciones. Puede que experimentes algo de hinchazón, moretones o enrojecimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por dana severson | Traducido por martín emiliano vergé