¿Cómo deshacerse de reflujo ácido durante el embarazo?

El reflujo ácido, o GERD, es el término utilizado para describir la regurgitación del contenido del estómago y los ácidos del estómago hacia el esófago. También conocido como ardor de estómago (heartburn), esta condición es a menudo provocada por el embarazo gracias a un aumento de la progesterona junto con la presión localizado en el abdomen por un útero en crecimiento. Aunque el reflujo ácido para muchas mujeres empeora progresivamente durante el embarazo, muchas son capaces de controlar los síntomas e incluso deshacerse de ellos gracias a simples modificaciones en su estilo de vida.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Realiza ajustes en tu rutina nocturna para ayudar a eliminar los síntomas del reflujo ácido que suelen aparecer durante este tiempo. Los esfuerzos deben incluir evitar alimentos tres o cuatro horas antes de irte a la cama, y apoyar la cabeza y los hombros sobre almohadas mientras duermes para ayudar a mantener el ácido en el estómago. Eleva la cabecera por lo menos cuatro a seis pulgadas para una máxima eficacia .

  2. Modifica tus hábitos alimenticios para evitar el consumo de grandes cantidades de comida que pueden causar que el ácido se acumule. Los médicos aconsejan en su lugar, comer cuatro o cinco comidas pequeñas durante el día. Además, no comas y bebas al mismo tiempo, altérnalo para difundir lo que ingieres. Al igual que los consejos que se dan a las mujeres no embarazadas que sufren de reflujo ácido, es aconsejable reducir al mínimo los alimentos grasos o picantes de la dieta, así como las bebidas con cafeína, ya que pueden desencadenar los síntomas de acidez. Por último, pero no menos importante, si un alimento en particular parece exacerba los síntomas de reflujo ácido, elimínalo de la dieta.

  3. Cambia la posición de descanso durante el día. Si la acidez es peor durante el día, trata de sentarte en posición vertical con el cuerpo ligeramente inclinado hacia adelante en lugar de reclinarte mientras estás sentada. También evita inclinarte al recoger las cosas ya que esto puede ejercer presión adicional en el abdomen y aumentar los síntomas del reflujo ácido. En lugar de eso trata de flexionar las rodillas o hazlo en cuclillas.

  4. Usa antiácidos en forma líquida o en tableta para ayudarte a reducir o eliminar los síntomas de reflujo ácido. Asegúrate de evitar los antiácidos que contengan magnesio durante el último trimestre del embarazo, ya que este ingrediente puede interferir con las contracciones uterinas. Los antiácidos con bicarbonato de sodio también deben evitarse durante el embarazo, ya que pueden conducir a una condición conocida como acidosis metabólica, que puede aumentar el potencial de sobrecarga de líquido en el feto y la madre.

  5. Consulta con un profesional de la atención médica cuando el tomar antiácidos de venta libre y hacer modificaciones en tu estilo de vida no alivian los síntomas. Puede ser posible tomar bloqueadores de ácido. Si estos no funcionan, el médico puede prescribirte medicación como sucralfato (nombre de marca Carafate), que ha demostrado ser seguro y eficaz para mujeres embarazadas.

Consejos y advertencias

  • Evita usar ropa muy ajustada, ya que puede poner presión en el abdomen y exacerbar los síntomas de reflujo ácido. En su lugar usa ropa que te quede suelta, especialmente alrededor de la cintura.
  • Dolores inesperados y molestias son una parte común del embarazo y pueden ser difíciles de distinguir de los síntomas de reflujo ácido -sobre todo en los embarazos por primera vez. Dicho esto, siempre es más aconsejable prevenir que lamentar. Consulta con tu médico o profesional de la salud acerca de cualquier problema con tu embarazo.

Más galerías de fotos



Escrito por virginia franco | Traducido por esteban arenas