Cómo deshacerse de la piel grasa en casa

Mantener a tu piel grasa bajo control puede ser difícil, pero es posible hacerlo en casa. Según la New Zealand Dermatological Society, la piel grasa o seborrea es causada por unas glándulas sebáceas que producen en exceso, una condición que puede ser producida o agravada por las hormonas. Las mujeres con piel grasa pueden tener brotes de acné durante sus periodos menstruales. El cuidado de la piel adecuado es esencial para minimizar la apariencia de las espinillas, puntos negros y poros grandes. Afortunadamente, mantener a tu piel limpia no tiene que costar mucho dinero ni requerir mucho tiempo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador facial
  • Tónico
  • Gel matificante o crema hidratante
  • Máscara de arcilla

Instrucciones

  1. Lava tu cara dos veces al día.

    Lava tu cara dos veces al día con un limpiador suave y libre de aceite. Esparce el limpiador en tus manos y masajéalo en tu cara usando las puntas de tus dedos. Enjuaga salpicando tu cara con agua caliente. Si tienes acné, busca un limpiador con ácido salicílico o peróxido de benzoilo para ayudar a secar las espinillas.

  2. Usa un astringente después de lavar tu cara.

    Tonifica tu piel con un astringente después de lavar tu cara. Los astringentes medicados pueden ayudarte con los brotes de acné, pero si quieres usar un tónico natural y poco costosos, prueba el hamamelis o jugo de limón recién exprimido. Aplica un tónico con una bola de algodón suave o usa almohadillas humedecidas.

  3. Aplica un gel matificante o crema hidratante.

    Aplica un gel matificante o una crema hidratante para controlar la grasa. Si usas maquillaje, aplica el gel antes de la base.

  4. Exfolia tu piel regularmente.

    Exfolia tu piel regularmente para eliminar la suciedad y las células muertas que pueden tapar tus poros. Compra un limpiador exfoliante que contenga cáscaras molidas de nueces, almendras o microesferas a base de polímeros. También puedes hacer uno tú misma mezclando polvo de hornear con agua para formar una pasta. Lavar tu cara usando un trapo es otra forma de exfoliarte.

  5. Aplica una mascarilla de arcilla una o dos veces a la semana.

    Aplica una mascarillas facial de arcilla una o dos veces a la semana. Deja a la mascarilla en tu piel hasta que esté completamente seca, enjuagarla con agua caliente y seca tu cara con una toalla limpia y suave.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jones | Traducido por ana maría guevara