Cómo deshacerse de los parches secos de la piel

Ya sea que el duro clima del invierno ha afectado tu piel o que los calurosos meses de verano la exponen demasiado al rayo del sol, los parches de piel seca son incómodos y antiestéticos. Puedes aplicarte lociones y cremas durante todo el día, pero a veces debes ser un poco más agresiva para combatir la sequedad. Arma tu estrategia cuando se trate de deshacerte de los parches de piel seca para revelar la piel suave y lisa que está debajo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Exfoliatne, esponja o esponja vegetal exfoliante
  • Humectante corporal
  • Toalla
  • 2 tazas de sal Epsom
  • 2 cucharadas de aceite de oliva, de almendras o de jojoba
  • Leche
  • Estopilla
  • Gel de aloe vera

Instrucciones

  1. Exfolia los parches de piel seca hasta tres veces por semana. Usa un exfoliante suave, una esponja exfoliante o una esponja vegetal exfoliante para quitar la piel muerta. Es necesario exfoliar para remover la barrera de pìel muerta que evita que la piel absorba la humedad. Seca tu piel con golpecitos con una toalla luego del procedimiento. No te frotes con la toalla, pues eso empeoraría las zonas de piel seca.

  2. Aplica a diario un humectante sobre los parches de piel seca inmediatamente después de bañarte o ducharte. Humectar la piel cuando está ligeramente húmeda ayuda a bloquear la humedad que ya esá en tu piel. Busca humectantes que contengan ácidos alfahidróxidos o urea y evita los productos que contengan fragancias o tinturas. Aplica nuevamente el humectante antes de irte a dormir.

  3. Sumérgete en la bañera algunas veces a la semana para ablandar los parches de piel seca. Agrega dos tazas de sal Epsom al baño tibio, y luego sumérgete durante 5 a 10 minutos. Usa algunos puñados de sal mientras estás en la bañera para frotar suavemente los parches secos de tu cuerpo. Agrega algunas cucharadas de aceite de oliva, almendra o jojoba al agua del baño después de haber estado sumergida unos minutos con sal Epsom únicamente. El aceite ayudará a absorber y sellar la humedad.

  4. Trata las áreas secas con leche algunas veces por semana. Humedece una estopilla con leche fría y aplícala sobre los parches secos durante unos 5 minutos por vez. El ácido láctico de la leche ayuda a remover la piel muerta y ayuda a la piel a retener la humedad.

  5. Aplica aloe vera a los parches secos dos veces al día. Los ácidos del aloe vera actúan removiendo la piel muerta y ayudan a que los parches secos se curen más rápidamente.

Consejos y advertencias

  • Bebe mucha agua para combatir la piel seca. Hidratar tu cuero desde adentro ayuda a que la piel se mantenga tersa por fuera, de manera que asegúrate de beber por lo menos ocho vasos por día.
  • Haz que tus duchas sean breves y dúchate con agua tibia y no caliente. Usa productos de limpieza sin fragancia ni tinturas.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por irene cudich