Cómo deshacerse de unos ojos inyectados en sangre

Los ojos inyectados en sangre pueden desarrollarse por muchas causas, incluyendo alergias, falta de sueño o episodios de llanto. Sin importar cuál sea el motivo, unos ojos inyectados en sangre se hinchan y se tornan rojizos, y a menudo sientes como si estuvieran demasiado resecos. El enrojecimiento eventualmente desaparecerá por sí solo, pero si debes asistir al trabajo o a un evento importante y necesitas una solución rápida, existen diversos remedios que pueden ayudarte a eliminar este enrojecimiento y la inflamación de tus ojos en poco tiempo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Compresa fría, vegetales congelados o pepino (cucumber)
  • Paño
  • Gotas para los ojos
  • Crema de hidrocortisona al uno por ciento
  • Humidificador

Instrucciones

    Solución rápida

  1. Coloca una compresa fría sobre tus ojos durante 15 minutos. Si no tienes una compresa, usa una bolsa de vegetales congelados envueltos en un paño, o un par de rodajas de pepino congelado. Esto reduce los vasos sanguíneos inflamados, haciéndolos menos perceptibles. Las compresas funcionan bien si el enrojecimiento en tus ojos se debe a alergias.

  2. Aplica una compresa tibia, como un paño calentado con agua tibia, si tus ojos inyectados en sangre se deben a la falta de sueño.

  3. Aplica gotas lubricantes oculares en cada ojo inyectado en sangre. Los productos con la etiqueta "gotas naturales" funcionan bien, y son delicados con tus ojos. Evita el uso frecuente de gotas que prometen eliminar el enrojecimiento, si es posible. El uso repetido de estos productos podría empeorar aún más la situación.

  4. Aplica una pequeña cantidad de crema de hidrocortisona al uno por ciento sobre tus párpados y en la piel bajo los ojos. Esta crema ayuda a reducir la hinchazón e inflamación.

    Tratamiento a largo plazo

  1. Enciende un humidificador cuando estés en casa. Este aparato agrega humedad al aire, de modo que tus ojos se mantengan hidratados.

  2. Bebe ocho o más vasos de agua al día. Esto dará a tu cuerpo la hidratación que necesita para combatir la inflamación.

  3. Evita fumar o estar cerca a personas fumadoras cuando sufres de ojos inyectados. El humo del cigarrillo irritará tus ojos.

Consejos y advertencias

  • Tu dieta también puede ayudar a prevenir unos ojos inyectados en sangre. Para evitar la inflamación, consume alimentos que contengan ácidos grasos omega-3, como salmón, atún y aceite de linaza. Los alimentos ricos en riboflavina también pueden ayudar. Éstos incluyen el espárrago, leche, queso, brócoli, espinaca y yogur.
  • Si el enrojecimiento en tus ojos se debe a alergias, consulta con tu médico sobre tomar un antihistamínico que alivie el problema.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por pau epel