Cómo deshacerse de los michelines y la grasa del vientre rápidamente

La grasa del vientre está relacionada con serios problemas de salud, como ataques y enfermedades del corazón, por lo que reducirla puede mejorar tu salud, siempre y cuando lo hagas de una manera segura y gradual. La pérdida de peso rápida requiere de medidas drásticas y no es permanente. De acuerdo con Helpguide.org, puede ocasionar que te sientas enfermo y agotado y el peso que pierdas muy probablemente sea tejido muscular y peso de agua, el mismo que muy probablemente se recuperará muy rápidamente. Para perder peso de manera segura, no intentes perder más de 2 libras a la semana. Las elecciones de alimentación saludables y la rutina de ejercicios adecuada pueden ayudarte a lograrlo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Gasta 1.000 calorías al día por medio de la dieta y ejercicio. Ya que una libra de grasa equivale a 3.500 calorías, perderás 2 libras a la semana. Comprende que esta grasa es grasa que estarás reduciendo de todo tu cuerpo, debido a que la reducción localizada de una sola área no es posible; deberás reducir la grasa total de tu cuerpo, ya que cuando esto ocurra, el exceso de grasa de tu cintura se reducirá también.

  2. Realiza de 150 a 300 minutos de actividad cardiovascular moderada a la semana, como lo recomiendan los Centers for Disease Control and Prevention. El ejercicio cardiovascular moderado puede incluir desde la caminata enérgica y el trote, al ciclismo y la natación, siempre y cuando mantengas una intensidad que te siga permitiendo hablar, pero no cantar.

  3. Incluye dos sesiones de entrenamiento por intervalos en tu rutina de ejercicio cardiovascular y, de acuerdo con el American Council on Exercise, reducir de manera efectiva la grasa del vientre. Una sesión de intervalos puede alternar entre un sprint vigoroso de un minuto seguido por un trote de recuperación de dos minutos a un ritmo fácil de mantener. Puedes también alternar intensidades durante otras formas de ejercicio cardiovascular, como el ciclismo o el ejercicio en una máquina elíptica.

  4. Vuelve el entrenamiento por circuitos de cuerpo completo parte de tu rutina de entrenamiento en dos o tres días no-consecutivos de la semana. De acuerdo con el American Council on Exercise, el entrenamiento por circuitos optimiza tus resultados, debido a que quemas calorías y estimulas el crecimiento muscular al mismo tiempo. Organiza de seis a 15 estaciones de entrenamiento de resistencia y realiza 15 repeticiones de cada ejercicio con un tiempo de descanso mínimo entre sets. Por ejemplo, pasa de hacer abdominales a press de pecho, seguidos de curls de bíceps, sentadillas, abdominales en bicicleta y press por encima de la cabeza.

  5. Duerme lo suficiente cada noche para poder controlar el hambre y las hormonas reguladoras del estrés que pueden sabotear tu pérdida de peso y hacer que ganes grasa alrededor de la parte media. El sitio web del Dr. Oz recomienda dormir entre siete y media a nueve horas cada noche para limitar la producción de la hormona del estrés, el cortisol, que ocasiona incontrolables ataques de hambre y para estimular la producción de leptina, la hormona que te indica cuando estás satisfecho.

  6. Cambia tu dieta, de manera que comas menos calorías. Cambia los alimentos altos en calorías por alimentos nutritivos, bajos en calorías y limita las comidas azucaradas y grasosas, como las donas, galletas y la soda, porque probablemente te harían ganar grasa del vientre. Consigue tus nutrientes principalmente de las frutas, vegetales, proteínas magras, lácteos bajos en grasa o libres de ella y granos enteros.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu médico antes de iniciar un programa de reducción de peso, especialmente si sufres de alguna condición médica o lesión, o si has tenido una vida sedentaria.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly caines | Traducido por reyes valdes