Cómo deshacerse de la mala postura

Una mala postura contribuye a cuellos, espaldas y hombros adoloridos y encorvarse puede comprimir tus pulmones y otros órganos internos, inhibiendo la digestión y salud respiratoria. La mala postura a largo plazo puede llevar a unos hombros redondeados poco atractivos o a la "joroba de viuda". Las costosas sillas ergonómicas o apoyos pueden ayudarte a corto plazo, pero la forma más efectiva de mejorar tu postura es a través de unos cuantos cambios sencillos en tu estilo de vida, incluyendo al ejercicio, buenos zapatos y a simplemente sentarte recto.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Zapatos cómodos
  • Silla de proporciones adecuadas
  • Clases, DVD o libros de yoga

Instrucciones

  1. Usa zapatos cómodos. Esos tacones de 3 pulgadas pueden lucir bien, pero están descontrolando a tu cuerpo y dañando tu postura. Como zapatos para todos los días, elige algo con un tacón bajo que permite que tus pies se doblen y flexionen, como unos zapatos deportivos, zapatos planos o sandalias, o considera andar descalzo. Guarda esos tacones altos para ocasiones especiales.

  2. Siéntate en una silla que te permita colocar tus pies planos sobre el suelo y que te impulse a tener una buena postura. No tiene que ser una silla ergonómica especialmente diseñada. Dependiendo de tu tipo de cuerpo, una simple silla de cocina o un taburete pueden funcionar. Al sentarte, la parte baja de tu espalda debe estar ligeramente cóncava y tus hombros deben estar derechos (no encorvados hacia adelante) y deben estar posicionados directamente sobre tu cadera. Si la silla tiene un espaldar, debe impulsarte a sentarte recto, no recostado hacia atrás. Los brazos de la silla deben estar posicionados en tus codos naturales para que no tengas que levantar tus brazos o inclinarte hacia adelante para usarlos.

  3. Toma descansos regulares para levantarte y estirarte si tienes un trabajo que requiere que te sientes frente a una computadora todo el día. Sentarte por demasiado tiempo hace que tu cuerpo se ponga rígido e impulsa a que te encorves para sentirte más "cómodo". Párate y camina por cinco minutos cada hora. Levanta los brazos sobre tu cabeza, inclínate hacia adelante y toca tus pies. Haz lo que puedas para ejercitar tu cuerpo y hacer que la sangre fluya.

  4. Considera hacer yoga. Este ejercicio estira suavemente a tu cuerpo, desarrolla sutilmente tu tonificación muscular y mejora la postura. Puedes tomar clases de yoga en muchos gimnasios o en otros centros de salud o bienestar, o puedes practicar yoga en casa viendo un DVD o siguiendo ejercicios en libros Si eliges tomar clases de yoga, habla con tu instructor para obtener sugerencias sobre qué poses pueden ayudarte a mejorar tu postura.

  5. Párate recto. Una buena postura significa mantener tus pies, cadera y hombros alineados. Tu espalda debe curvarse ligeramente hacia tu ombligo, de tal forma que tu cola sobresalga un poco. Tu cuello debe estar recto y tu cabeza debe estar vertical, no inclinada hacia adelante. Un sostén de soporte o un corrector de postura pueden forzar a tu cuerpo a tener una buena postura, pero a largo plazo es más productivo entrenar a tu cuerpo a usar naturalmente una postura saludable.

Consejos y advertencias

  • Habla con tu médico antes de comenzar a hacer yoga o cualquier rutina de ejercicio. Puede que tu médico pueda ofrecerte consejos o ejercicios específicos para mejorar tu postura.

Más galerías de fotos



Escrito por heidi almond | Traducido por ana maría guevara