¿Cómo deshacerse de los granos en el cuello?

A veces, el cuerpo produce demasiado aceite sebáceo, el aceite natural del cuerpo para lubricar el cabello y la piel. Cuando esto sucede, los poros se obstruyen con el exceso de grasa, las células muertas de la piel y las bacterias, dando lugar a las espinillas. Deshacerse de los granos, sobre todo en el cuello, requiere un cuidado adicional.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador suave
  • Tópico para el acné

Instrucciones

  1. Lave tu piel dos veces al día, pero no más que eso para evitar que se reseque. Lava el cuello por la mañana y por la noche antes de ir a la cama. Usa un limpiador suave o un jabón para la cara con medicamento contra el acné de venta libre y agua tibia. Enjuaga bien la piel para eliminar los restos de jabón. Humedece tu cuello con agua fría para cerrar los poros. Seca con una toalla suave y limpia para evitar la irritación.

  2. Aplica una crema para el acné tópica a la zona afectada a diario. Lee los ingredientes para asegurarte de que el producto contenga peróxido de benzoilo, un ingrediente clave en la lucha contra el acné. Sigue las instrucciones del fabricante.

  3. Bebe agua durante todo el día para mantener tu cuerpo hidratado y tu sistema limpio. Esto puede ayudar a prevenir problemas de acné.

  4. Evita usar bufandas y cuellos de tortuga, que no permiten que el aire llegue a la zona afectada. Mantén tu cabello apartado de tu cuello, ya que contiene aceites que se pueden transferir a la piel. Mantén tu ropa de cama limpia, lavándola por lo menos una vez a la semana.

  5. Evita hacer estallar las espinillas, ya que conduce a la cicatrización. Los aceites de los dedos se pueden transferir a la piel empeorando el acné. Lo mejor es evitar por completo el contacto con la piel afectada.

Consejos y advertencias

  • Busca la ayuda de un médico o dermatólogo para el acné persistente y doloroso, ya que pueden prescribir medicamentos y ofrecer consejos útiles.

Más galerías de fotos



Escrito por melynda sorrels | Traducido por natalia pérez