Cómo deshacerse del olor de los zapatos

Si la gente tiende a retroceder cuando te quitas los zapatos, hay un problema evidente. Tanto vergonzoso como antihigiénico al mismo tiempo, el olor de los zapatos puede provocar una situación incómoda. Lo que es peor de esto no es sólo hacer que tus zapatos huelan mal, sino que es seguro asumir que tus calcetines y tus pies huelen igual. Por el bien de tu orgullo y de quienes te rodean, este es un problema que debe abordarse; por suerte para ti esto es fácil.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Trapo limpio
  • Jabón para lavar platos
  • Bicarbonato de sodio
  • Calcetines limpios
  • Arena para gatos
  • Cáscaras de naranja

Instrucciones

  1. Lava los zapatos.

    Lava los zapatos. Lee y sigue las instrucciones del fabricante ante todo, ya que no todos los zapatos se pueden lavar en máquina. Para aquellos que si se puede, quita los cordones y colócalos en una funda de almohada para lavar, sécalos al aire en un lugar fresco y seco o dejalos afuera. Para aquellos que no son lavables, límpialos con un paño limpio humedecido en agua tibia y jabón. El uso de un jabón perfumado, como Mrs. Meyers, puede ayudarte con los olores. Elimina los restos de jabón con un paño limpio y húmedo y ponlos a un lado para que se sequen. Coloca papel periódico arrugado dentro de los zapatos para ayudar a absorber la humedad y los olores. No los uses hasta que estén completamente secos.

  2. El bicarbonato de sodio puede absorber los olores.

    Espolvorea bicarbonato de sodio dentro de los zapatos y déjalos reposar toda la noche. Este puede absorber los olores. Por la mañana, vacía el bicarbonato de sodio a la basura. Si esto es un problema recurrente, es posible que tengas que repetir este proceso cada vez que los usas.

  3. Coloca los zapatos en el congelador y deja que reposen durante una o dos horas.

    Coloca los zapatos en el congelador y deja que reposen durante una o dos horas. Sácalos del congelador y colócalos fuera para descongelarlos y secarlos. No los uses hasta que toda la humedad se haya ido.

  4. Rellena calcetines limpios con arena para gatos y coloca los calcetines dentro de los zapatos.

    Rellena calcetines limpios con arena para gatos y coloca los calcetines dentro de los zapatos y déjalos durante toda la noche. La arena para gatos absorbe olores y puede ayudar a eliminar el olor. Repite cada vez que uses los zapatos, si es necesario.

  5. Coloca las cáscaras de naranja dentro y déjalos reposar toda la noche.

    Coloca las cáscaras de naranja dentro de los zapatos y deja que reposen durante la noche. Desecha las cáscaras por la mañana. Esto deshace los olores y crea nuevos y frescos olores.

Más galerías de fotos



Escrito por melynda sorrels | Traducido por francisco roca