¿Cómo deshacerse del olor corporal en las mujeres?

Si sospechas que tu cuerpo tiene mal olor, puede que tengas que cambiar tu rutina de higiene personal. Incluso si el mismo jabón y desodorante han funcionado por años, la química del cuerpo puede cambiar durante la adolescencia, el embarazo o la menopausia. Los cambios en la dieta, los medicamentos como los antibióticos y los desequilibrios de bacteria en tu cuerpo también pueden hacer que huelas mal. Aunque si es fuerte, el olor corporal incesante puede ser un signo de problemas de salud, ya que por lo general puedes enfrentar los olores ofensivos con el cuidado personal diligente.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Jabón antibacterial
  • Jabón de limpieza genital
  • Champú
  • Champú seco o bicarbonato de sodio
  • Cepillo
  • Secador de pelo
  • Antitranspirante o desodorante
  • Desodorante en polvo
  • Vinagre blanco

Instrucciones

  1. Dúchate o báñate al menos una vez cada día, incluso si piensas que no es necesario. Lava todo tu cuerpo con jabón antibacterial, que ayuda a eliminar las bacterias de la piel que se combinan con el sudor para causar olor. Si encuentras que tienes sobre todo un fuerte olor genital, utiliza un líquido limpiador formulado especialmente para la zona vaginal. Usa un paño limpio para cada ducha y cambia tu toalla después de no más de dos o tres usos. Si haces ejercicio durante el día, dúchate de nuevo más tarde.

  2. Lávate el cabello con regularidad, al menos una vez cada dos o tres días. Para mantener un olor fresco entre los lavados, usa un champú seco o rociar el cuero cabelludo con bicarbonato de sodio. Permite que el polvo absorba el exceso de grasa del cuero cabelludo durante 10 minutos y cepilla a lo largo de la longitud de tu pelo. Usa un secador de pelo en la posición de aire frío para deshacerte de cualquier tipo de polvo que quede en el cuero cabelludo. Lava tu cepillo para el cabello con champú una vez por semana para mantenerlo limpio.

  3. Afeita el vello en las axilas y recorte la línea del bikini para mantener tu vello púbico prolijo. El vello atrapa las bacterias y las mantiene cerca de la piel, donde se pueden combinar más fácilmente con el sudor y causar olor.

  4. Aplica desodorante para las axilas, y rocía desodorante en polvo en toda la superficie cubierta por la ropa interior. Los desodorantes a base de aluminio pueden ser más eficaces si tiendes a sudar mucho, ya que la combinación de sudor y bacterias de las axilas produce un mal olor particularmente fuerte. Lleva desodorante y polvo en tu cartera o bolsa de deporte y vuelve a aplicarlos cuando sea necesario durante el día.

  5. Vístete con ropa limpia de telas transpirables, como el algodón y el lino. Nunca uses tu ropa por más de un día sin lavar, especialmente calcetines y ropa interior. Para ayudar a combatir los malos olores en la ropa, agrega 1/4 taza de vinagre blanco para el enjuague final. Si tu ropa interior o las axilas de tus camisas son particularmente malolientes, rocíalas con vinagre blanco y deja que se empapen bien durante 15 minutos antes del lavado.

  6. Elimina los alimentos picantes como el ajo, la cebolla, el curry y la carne de tu dieta. Bebe mucha agua para enjuagar tu sistema y come muchos alimentos con alto contenido de líquido, como frutas y verduras.

Consejos y advertencias

  • Si prefieres evitar desodorantes a base de aluminio, pero quieres ayudar a eliminar el sudor de las axilas, rocía bicarbonato de sodio o almidón de maíz con una gran brocha en polvo después de aplicar el desodorante.
  • Si el olor corporal o sudoración excesiva persiste a pesar de las mejoras en la higiene, visita a tu médico. Un dermatólogo puede dar una receta para antitranspirante clínico fuerte o inyecciones o medicamentos para ayudar a parar la sudoración.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por natalia pérez