¿Cómo deshacerse del hipo en un recién nacido?

Los bebés recién nacidos a menudo experimentan hipo. Afortunadamente, los bebés no parecen muy molestos por el hipo. Cuando un bebé está en el útero y durante el primer año de su vida, es normal que tenga varias rondas de hipo por día y, por lo general, no hay nada de qué preocuparse. Si el hipo frecuente de tu recién nacido te preocupa, puedes intentar algunos pasos simples para ayudar a deshacerte de la condición.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Chupete
  • Azúcar
  • Botella

Instrucciones

    Deshacerte del hipo de tu bebé

  1. Alimenta a tu bebé. La lactancia materna puede ayudar a que el diafragma de tu hijo se relaje y el hipo se detenga rápidamente.

  2. Haz eructar a tu bebé. Los eructos entre comidas sacan el aire atrapado en el estómago de tu hijo y pueden ayudar a aliviar los gases y el malestar estomacal que podría provocar el hipo.

  3. Sostén a tu bebé en posición vertical. Cambia de posición mientras lo alimentas y mantén su posición vertical después de comer para ayudar a que el gas suba y pase de forma natural.

  4. Dale a tu hijo algo para chupar. Un chupete puede ayudar a aliviar el hipo de tu recién nacido.

    Prevenir el hipo

  1. Alimenta a tu bebé cuando esté calmado. No dejes que llegue al punto en el que está tan hambriento que llora. Un bebé con demasiado hambre traga el aire durante el llanto, lo que puede conducir al hipo y problemas de gases.

  2. Evita los alimentos que pueden provocar hipo. Si estás amamantando, algunos alimentos en tu dieta pueden ser propensos a causar gases e hipo en el recién nacido. La página web Ask Dr Sears recomienda eliminar los productos lácteos de tu dieta si tu hijo sufre de hipo muy frecuente. Los productos lácteos, comúnmente, contribuyen de las sensibilidades de leche materna en recién nacidos.

  3. Mantén a tu bebé caliente. La página web Baby Center dice que el hipo a menudo es causado ​​por un cambio brusco de temperatura que hace que el bebé se enfríe.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh good | Traducido por sofia loffreda