Cómo deshacerse del exceso de vitamina D en el cuerpo

Si bien muchas personas se preocupan por la deficiencia de vitamina D, algunas sufren de demasiada vitamina D. Los síntomas comunes de toxicidad de vitamina D incuyen pérdida de apetito, vómitos, náuseas, sed extrema, micción extrema y prurito en la piel, según el University of Maryland Medical Center. Si sospechas que tienes demasiada vitamina D en tu cuerpo, trata tus síntomas con tu médico y solicita que te indique un análisis de sangre. Si se descubre que tienes niveles peligrosamente elevados, habla con él sobre estrategias para ajustar tu ingestión.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Análisis de sangre para vitamina D
  • Potencia del suplemento actual
  • Ingestión de alimentos ricos en vitamina D
  • Medicaciones actuales

Instrucciones

  1. Analiza tus niveles de vitamina D con ayuda de tu médico. En el hígado, las fuentes de vitamina D se convierten en 25-hidroxivitamina D, o 25 (OH) D, la indicación más confiable de niveles de vitamina D, según la Office of Dietary Supplements. Las concentraciones de suero elevado de 25 (OH) D de más de 150 nmol/L indican niveles potencialmente peligrosos, mientras que las concentraciones de 500 a 600 nmol/L indican toxicidad. Por contraste, una concentración normal, se encuentra en el rango de 50 nmol/L.

  2. Reduce o elimina los suplementos de vitamina D si tienes un nivel anormalmente alto. Si bien es improbable que permanezca la toxicidad por debajo de 10.000 UI por día, la Harvard School of Public Health sugiere ingerir de 1.000 a 2.000 UI por día. Cabe advertir la ingesta dietaria relativamente baja recomendada de vitamina D: 600 UI para la mayoría de los niños y adultos y 800 UI para las personas mayores de 70 años.

  3. Ten en cuenta tu ubicación geográfica. Si tienes exposición al sol durante todo el año, puede que no necesites tanta vitamina D como alguien que viva en la latitud norte, y por lo tanto puedes reducir la ingestión de suplementos. Si bien demasiada exposición al sol puede provocar cáncer de piel, la exposición en sí no conducirá a niveles tóxicos de vitamina D.

  4. Evalúa tu ingestión de comida. Una mera cucharada de aceite de hígado de bacalao contiene una enorme cantidad de 1.360 UI de vitamina D, mientras que 3 onzas (90 gramos) de salmón o atún tienen 447 y 338 UI, respectivamente. Los alimentos fortificados, como una taza de leche fortificada (124 UI) o un jugo de naranja (137 UI), también agregan vitamina D a la ingestión diaria. Sin embargo, debes advertir que los suplementos y no la comida proporciona la mayor parte del exceso de la ingesta de vitamina D.

  5. Evalúa los efectos de tu suplemento específico de vitamina D y tus indicaciones. Por ejemplo, la vitamina D3 excede la potencia de la vitamina D2 de un 300 por ciento a un 400 por ciento. Si tomas una píldora de reemplazo hormonal, el estrógeno puede subir los niveles de vitamina D en sangre. Del mismo modo los diuréticos tiazida puede elevar la vitamina D. Al evaluar los motivos de tu exceso de vitamina D, tú y tu médico pueden eliminar fuentes innecesarias.

Consejos y advertencias

  • El exceso de vitamina D puede conducir a niveles elevados de calcio en la sangre, lo que resulta en un daño al aparato cardiovascular y a los riñones.

Más galerías de fotos



Escrito por peg ehlen | Traducido por irene cudich