Cómo deshacerse de los codos oscuros y ásperos

El movimiento constante de los codos hace que la piel de esa zona sea más gruesa. Por ello, los codos son más susceptibles a tener áreas ásperas, oscuras y secas. La piel muerta se acumula fácilmente sobre los codos, lo que puede conducir a una pigmentación más oscura, y la piel seca puede hacer que la zona se vuelva escamosa y manchada. Si quieres desnudar tus brazos con confianza - ya sin temer mostrar esos codos rugosos- los tratamientos y la prevención son la clave.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Exfoliante corporal
  • Crema de limpieza humectante
  • Aceite de vitamina E
  • Crema hidratante para el cuerpo
  • Vaselina
  • 2 pares de medias tubo de algodón

Instrucciones

  1. Aplica una pequeña cantidad de exfoliante en los codos dos veces a la semana en la ducha antes de enjabonarte. Frota firmemente con movimientos circulares para deshacerte de la piel muerta. Enjuaga con agua y luego usa un jabón hidratante para el cuerpo.

  2. Seca la piel con una toalla. Aplica de tres a cuatro gotas de vitamina E a cada codo luego de la ducha y frótalo profundamente durante dos minutos. También puedes aplicar el aceite en otras áreas secas como las rodillas y las manos.

  3. Aplica una crema hidratante, libre de fragancia, que contenga manteca de karité o de cacao a tus codos por la mañana y antes de irte a dormir. Las cremas con humectantes químicos y fragancias fuertes pueden irritar la piel.

  4. Aplica una capa gruesa de vaselina en tus codos antes de irte a dormir dos veces a la semana en lugar de la crema. Recorta los dedos de dos medias tubo de algodón y coloca tus brazos dentro de ellas. Esto cubre los codos evitando que la vaselina manche tus sábanas. Por la mañana, lava toda vaselina residual con un jabón líquido para el cuerpo y luego aplica una crema.

Consejos y advertencias

  • Prepara tu propio exfoliante en casa. Mezcla una parte de azúcar morena con una parte de aceite de almendras o de oliva y frótalo sobre tu piel. Otros exfoliantes caseros populares son sal marina, avena y azúcar blanca mezcladas con aceite de oliva o de almendras.
  • No te duches ni te bañes con agua caliente, que pueden secar y dañar aún más la piel. Hazlo con agua tibia y dúchate o báñate por un lapso máximo de 15 minutos.
  • Si al cabo de dos semanas de tratamiento sigues teniendo los codos secos y manchados, consulta con tu dermatólogo. Puede que necesites un tratamiento con medicación recetada o que tengas alguna condición de salud subyacente.

Más galerías de fotos



Escrito por amy davidson | Traducido por irene cudich