Cómo deshacerse de cicatrices de rasguños

Desde una gubia profunda a un rasguño aparentemente inofensivo pueden crear una cicatriz, que ocurre cuando el tejido se forma sobre una herida que se está curando. La mayoría de las cicatrices son más claras en color que la piel que no fue afectada alrededor de ellas. Dependiendo de su tamaño y ubicación, las cicatrices pueden avergonzarte y distraer, pero hay maneras de disminuir su apariencia. Una cicatriz de un rasguño es más fácil de eliminar que una de una herida profunda. La Mayo Clinic y la American Academy of Dermatology recomiendan varios tratamientos para cicatrices de piel notorias.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Visita a un dermatólogo para un tratamiento de dermoabrasión, que puede ser muy efectivo en cicatrices ligeras. La dermoabrasión funciona al desgastar la capa superior de la piel con un alambre de movimiento rápido, cepillo, diamante u otra piedra. El objeto duro desnata la piel y el tejido de la cicatriz. El calor creado por el tratamiento estimula el crecimiento de células nuevas, que deberían resultar en piel más clara (y en muchos casos remoción) de una cicatriz de un rasguño. La mayoría de los dermatólogos recomiendan entre dos a cuatro tratamientos de dermoabrasión. Los efectos secundarios pueden incluir piel roja y sensible en la ubicación del tratamiento.

  2. Realiza un tratamiento químico para pelar por un dermatólogo o especialista certificado. El pelado químico es similar a la dermoabrasión, pero hay un mayor riesgo de cicatrices si el químico se aplica mal, según la American Academy of Dermatology. Estos pelados usan un ácido, a veces ácido glicólico, para quemar las capas superiores de tu piel y estimular un crecimiento nuevo. Dependiendo de la visibilidad de la cicatriz, puede que necesites entre uno a ocho tratamientos para eliminar el tejido de la cicatriz. Otra opción es comprar un equipo de pelado químico y aplicarlo tú mismo en casa, pero sigue las instrucciones con cuidado para evitar mayor daño de piel.

  3. Recibe un tratamiento de tintura pulsada láser, que usa una luz amarilla concentrada para eliminar la rojez y aplastar las cicatrices. Este tratamiento de un dermatólogo puede ayudar a resurgir tu piel, regresándola a su condición original. Otros tratamientos láser pueden ser exitosos para matar el tejido de la cicatriz, particularmente la clase que reside debajo de la superficie de la piel y no puede ser tratada con métodos tópicos. Como con los pelados químicos, la cantidad de tratamientos depende de la cicatriz. La mayoría requieren varios tratamientos, pero para los rasguños, cuatro tratamientos deberían estar bien.

  4. Programa una operación para quitar el tejido de cicatriz. Esta es la opción más invasiva y requiere un mayor tiempo de curación. También puede ser la opción más cara y posee el mayor riesgo de residuo de cicatrices. La cirugía es la última opción y es raramente necesaria para cicatrices ligeras como las de un rasguño.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por lucas huidobro