Desgarro del rodete en béisbol

El rodete es un anillo del tejido blando que rodea la zona cerca del final de la lámina del hombro. Los ligamentos y tendones se unen a tu rodete y proporcionan estabilidad en la articulación del hombro cuando estás realizando una actividad como lanzar una pelota o batear. Debido a la importancia del rodete en el movimiento del hombro, la rotura tiene graves consecuencias para los jugadores de béisbol. El rodete desgarrado debe repararse con cirugía y rehabilitación intensa.

El efecto del rodete en jugadores de béisbol

Debido a que el rodete estabiliza la articulación del hombro, con un desgarro parcial o total se creará una enorme cantidad de dolor cada vez que mueves tu hombro. Los lanzadores pueden experimentar disminución de velocidad en la bola rápida, junto con dolor y sensibilidad alrededor del hombro. Entre los jugadores de béisbol, los problemas del rodete son mucho más difíciles de diagnosticar que otras lesiones de hombro o codo debido a la falta de recursos de diagnósticos.

Lágrimas de rodete en la Liga Mayor de Béisbol

Debido a que las herramientas de diagnóstico para encontrar los rodetes dañados no estaban disponibles hasta el siglo 21, un sinnúmero de jugadores de las Grandes Ligas probablemente ha experimentado la lesión sin ser diagnosticados. En 2011, los equipos de las ligas mayores solían utilizar varios traumatólogos y radiólogos para llegar a un consenso sobre el alcance de la lesión. De acuerdo con un artículo de Will Carroll en el sitio web Slate, 36 jugadores fueron diagnosticados con el desgarro del rodete desde 1998 a 2003, y sólo el relevista Rocky Biddle volvió a la forma que tenía antes de su lesión. Por el contrario, el famoso cirujano Dr. James Andrews estima que el 85 por ciento de los jugadores vuelven al rendimiento pleno después de someterse a la cirugía de codo de Tommy John.

Rehabilitación del rodete

Un desgarro lo más a menudo requiere cirugía artroscópica para reparar las fibras que han sido desgarradas. Aunque la cirugía generalmente es recomendada por una rotura parcial del rodete, no es necesaria. Un desgarro parcial probablemente sea doloroso, pero la condición probablemente no empeorará a menos que se coloque estrés agregado en la zona de los hombros. Después de la cirugía, el rodete suele tardar hasta 60 días para mejorar y hasta 360 días para que el proceso de maduración sea completo. Unas semanas después de la cirugía, se recomienda que un poco de estrés liviano se coloque en la junta para construir el tejido cicatrizal que ayudará al proceso de curación.

Previniendo las lesiones de rodete

Según Carroll, no hay maneras probadas para prevenir las lesiones del rodete, y a diferencia del manguito rotador, no hay manera de fortalecer el rodete. La gente en todo el béisbol ha sugerido que no debes tirar mientras tu brazo está cansado para prevenir lesiones, pero la poca evidencia sugiere que esto es cierto. Existe un consenso creciente de que la adopción de un enfoque conservador al lanzar y tener cuidado de no sobrecargar la zona de los hombros te ayudarán a prevenir lesiones del rodete.

Más galerías de fotos



Escrito por kenneth d. hartline | Traducido por franco castro