Desgarro del LCA en adolescentes

El ligamento cruzado anterior es una de las estructuras de soporte interno de la articulación de la rodilla que ayuda a que permanezca estable bajo las tensiones de caminar, correr, girar o saltar. El exceso de estrés o el desgaste repetido pueden hacer que el ligamento se vuelva susceptible a una rotura parcial o completa. Aunque la incidencia exacta de rupturas del LCA en niños y adolescentes es desconocida, el departamento de Medicina del Deporte del Nationwide Children’s Hospital estima que el número podría llegar al 50 por ciento de todos los niños que tienen una lesión en la rodilla.

Anatomía de rodilla

La articulación de la rodilla está soportada por músculos, ligamentos y tendones que le permiten flexionar, enderezar y rotar la pierna. Sin embargo, todas las estructuras de apoyo deben estar intactas para permitir un correcto funcionamiento. Los cuatro ligamentos principales conectan la rodilla con la espinilla y el hueso del muslo, o tibia y fémur. El LCA pasa por detrás de la rodilla para formar una X con otro ligamento, llamado ligamento cruzado posterior. La forma de X proporciona la máxima estabilidad, especialmente durante la rotación de la rodilla. En particular, el LCA mantiene la tibia en su lugar para que no se mueva demasiado hacia adelante.

Las lesiones del LCA

Las lesiones del LCA son más comunes en los adolescentes que practican deportes de contacto como el fútbol u otros deportes con movimientos rápidos y repentinos, de acuerdo con el sitio web de Health Kids. Tenis, fútbol y baloncesto, por ejemplo, son los deportes en los que el jugador tiene que rotar, parar súbitamente o girar con rapidez. Si un adolescente salta y cae con las rodillas rectas en vez de flexionadas, el aumento de la presión sobre la articulación de la rodilla puede hacer que el LCA se rasgue o rompa. Los síntomas típicos de una lesión del LCA incluyen un ruido seco cuando el ligamento se desgarra, sintiéndose inestable al caminar, y dolor, que puede ser intenso. La rodilla puede hincharse dentro de las 24 horas después de la lesión y el adolescente podría ser incapaz de soportar el peso sobre el lado lesionado.

Las niñas son más susceptibles

Hasta que se inicia la pubertad, la incidencia de rupturas del LCA es casi igual en niños y niñas, según un artículo de diciembre 2010 en el "San Diego Union-Tribune". Sin embargo, una vez que se inicia la pubertad, Kids Health afirma que las niñas adolescentes tienen ocho a 10 veces más probabilidades de desgarrarse un ligamento cruzado anterior que los varones. Las hormonas femeninas pueden aflojar los ligamentos y las articulaciones se hacen menos estables, por lo que un cambio repentino o un salto que no causaría ningún problema para un niño puede dar lugar a una ruptura del LCA en una niña. Las niñas también tienden a tener menos fuerza en la parte inferior de la pierna que los niños, a menos que se entrenen para ello específicamente cayendo con las piernas rectas y no con las rodillas flexionadas y utilizando sus cuádriceps en lugar de sus tendones de la corva al saltar. Las niñas también tienden a tener caderas más amplias en relación con las rodillas, lo que aumenta la presión sobre el LCA.

Tratamiento

A la primera señal de una lesión, tu hijo debería dejar de practicar su deporte o cualquier otra actividad, como correr. Aplica hielo y eleva la rodilla para reducir la inflamación y no pongas peso sobre la articulación. Consulta a un médico inmediatamente. Una rotura de ligamentos puede requerir hasta un año de rehabilitación, de acuerdo con Kids Health. Se puede intentar un tratamiento conservador, sobre todo en los más jóvenes, ya que sus huesos todavía están creciendo y la cirugía puede resultar en deformidades de la pierna debido a los cambios del crecimiento. El tratamiento conservador generalmente implica un soporte ortopédico de pierna, ejercicios de fortalecimiento y limitaciones en la actividad. Por desgracia, el tratamiento conservador suele ser infructuoso y la cirugía puede ser necesaria, de acuerdo con el Nationwide Children's Hospital. En los adolescentes mayores, la cirugía suele ser el tratamiento de elección.

Más galerías de fotos



Escrito por beth greenwood | Traducido por mar bradshaw