Desequilibrio de histamina

Escrito por Shelly Burkett
Los niveles desequilibrados de histamina pueden tener efectos mentales y físicos sobre el cuerpo.

Un desequilibrio en los niveles de histamina es otra manera de decir que hay demasiada o muy poca histamina en el cerebro. Puesto que nuestros cuerpos requieren de una cantidad específica para lograr un funcionamiento adecuado, los desequilibrios de histamina tienen efectos secundarios tanto físicos como mentales.

Definición

Dilata los vasos sanguíneos y hace las paredes de los vasos anormalmente permeables.

La histamina, según Cuidado Naturopático, es "un químico del cerebro importante involucrado en toda clase de reacciones, incluidas las del dolor, alergia, producción de mucosa y saliva, posibilitar el fluido de las lágrimas y otras secreciones corporales". Según Red Medicinal las reacciones alérgicas, tales como los estornudos excesivos, son estimuladas por la activación de esta sustancia química, porque "dilata los vasos sanguíneos y hace las paredes de los vasos anormalmente permeables".

Histamina baja

La falta de histamina,

Los niveles bajos de histamina se conocen también como histapenia. Según Cuidado Naturopático, se caracteriza por la acumulación excesiva de cobre en el cuerpo que, combinada con la falta de histamina, "puede producir anomalías en el comportamiento". Cuidado Naturopático enumera los síntomas mentales y físicos, entre los que se incluyen ideas de grandeza, sospecha indebida acerca de determinadas personas, la capacidad de soportar el dolor y el crecimiento fuerte de vello corporal.

Histamina alta

La histadelia es otra manera de referirse al exceso de histamina.

A los niveles altos de histamina se los conoce como histadelia. Cuidado Naturopático afirma que este tipo tiende a ser de origen genético y provoca "reacciones alérgicas, aumento de la producción de moco y saliva, una tendencia a la hiperactividad, comportamiento compulsivo y depresión". Cuidado Naturopático enumera tanto los síntomas físicos como mentales de un desequilibrio de histamina alta, entre los que se incluyen las alergias estacionales, regulares, tensión interna, miedos anormales/compulsiones/rituales, metabolismo elevado y dolores frecuentes.