Qué desean los niños que sepan sus padres

Tus hijos tienen vivencias y pensamientos internos que realmente quieren que sepas. A veces, estos pensamientos los preocupan. Tus hijos pueden creer que, si tú supieras lo que piensan o creen, podrías enojarte con ellos. Como aún están aprendiendo sobre este mundo hermoso pero a veces temible, pueden sentir miedo sobre lo extraños que pueden ser sus pensamientos. Sin importar su edad, los niños que hablan pueden expresarse por sí solos, por lo tanto, pasa tiempo con ellos.

Edad de 2 a 5

Tu niño pequeño y de edad preescolar realmente está entusiasmado sobre el mundo que lo rodea. Todo es nuevo para él y quiere saber todo lo que pueda (sobre el Sol, la lluvia, las nubes, los grillos, los pájaros, la televisión, la computadora, el brócoli, la leche, las galletas, los perros, los gatos, las vacas, los caballos). En otras palabras, tus niños quieren saber y para ello tienen que bombardearte con el "¿Por qué, cómo y qué?". Los niños de esta edad quieren aprender todo ahora, hoy, porque mañana no es suficiente. También comenzarán a imitar todo lo que digas. Y quieren saber que también pueden tomar pequeñas decisiones por sí solos.

Edad de 5 a 8 años

Tus niños ahora están en la escuela y sus oportunidades para aprender se han abierto. Los niños en el jardín de infantes están excitados sobre ir a la escuela como sus hermanos mayores, pero también tienen miedo. Quieren que sepas que también están confundidos sobre tener miedo (especialmente porque tienen responsabilidades con las que se tienen que familiarizar). Tus hijos de forma secreta quieren que establezcas límites en ellos (se sienten seguros de esa forma). Incluso aunque ahora estén en la escuela, siguen pensando principalmente sobre sí mismos. Cuando escuchas que tu hija habla sobre su mejor amiga y su mayor enemiga, quiere que sepas que está tratando de mezclarse con el resto de los niños de su clase, por lo que deberás dejar que los clasifique. Está tratando de entender por qué se han establecido ciertas reglas por lo que tendrá chismes sobre sus hermanos y compañeros de clase.

Edad de 8 a 12 años

Aquí es donde la vida con tus hijos realmente se vuelve interesante. Comenzando a alrededor de los 8 años, tu hijo comenzará a probar su independencia. Quiere que sepas que en algunos momentos te va a desafiar, pero sólo porque está tratando de independizarse de ti. No discutas. Cuando él te desobedezca o te discuta, disciplínalo con amor y coherencia. Quiere que estés ahí para ser la "unidad de los padres". A medida que tu hijo de 8 a 12 años se sienta más cómodo con sus nuevas responsabilidades, quizás quiera hablar sobre incluso más responsabilidades como colocar su reloj alarma en la mañana o tener un registro de sus tareas. Da un paso hacia atrás y supervisa mientras lo haces. Si comete errores, déjalo aprender de ellos.

Edad 12 a 18 años

Quizás sientas que has entrado en un campo minado. Por ejemplo, tu hija adolescente, que sólo ayer decía que los varones eran "asquerosos" ahora tiene amores con niños en sus clases de secundaria. Quizás hayas oído a tu hijo adolescente decir que una niña en la escuela es "caliente". Tu preadolescente y niño adolescente quiere que lo sepas, así es, que está interesado en el sexo opuesto. Son curiosos sobre los besos y el sexo. Tus adolescentes se enamorarán y sus sentimientos serán intensos. Ellos quieren que sepas que esas subidas y bajadas de las relaciones los excita y a la vez los asusta. Tus hijos habrán oído sobre la violencia de citas adolescentes. Quieren que sepas que ellos ven eso como un problema. Si lo experimentan, recurrirán a un amigo en busca de ayuda. Quizás no quieran que sepas sobre sus problemas en la relación, por lo que deberás mantener las líneas de comunicación abiertas. Déjales saber que la violencia está mal y que estás allí para ayudarlos, sin juzgarlos.

Más galerías de fotos



Escrito por genevieve van wyden | Traducido por aldana avale