Descripción del lanzamiento de la jabalina para niños

La jabalina es una lanza de madera que mide cerca de 8 pies (2,4 m) de largo y con un poste de forma larga y delgada. El lanzamiento de la misma es parte de los Juegos Olímpicos y otras competiciones de pista y campo en todo el mundo. La jabalina de hombres es un poco más larga que la de las mujeres, pero la técnica es la misma para ambos.

Reglas

Un agarre se enrolla alrededor del punto medio de la jabalina, y los competidores deben mantener sus manos en este agarre o serán descalificados. Los hombres y mujeres deben lanzar la jabalina, como lo harían para arrojar una pelota de béisbol. Al lanzador de jabalina no se le permite torcer o girar su cuerpo para obtener más fuerza, pero es necesario correr una distancia corta para ganar impulso del lanzamiento.

Acercamiento

El lanzador de jabalina sujeta la misma con la mano dominante. Agarra la jabalina con la palma hacia arriba de modo que cuando la jabalina esté arriba, el pulgar apunte hacia la parte posterior del cuerpo. El tipo de agarre que utilices depende de ti, pero tienes que mantener los dedos en la zona de agarre y tirar por encima de la cabeza. El lanzador tiene la jabalina cerca de tu hombro mientras inicia la carrera de aproximación a la línea del lanzamiento. El lanzador de jabalina corre hacia el área del objetivo, manteniendo las caderas hacia delante, o perpendiculares al área de lanzamiento. Mientras el lanzador llega al final de la pista, gira de manera que la cadera quede opuesta al brazo que sostiene la lanza y ahora apunta a la zona de destino.

Postura

El corredor alcanza el final de la pista y el pie del lado opuesto mientras lanzas con el brazo se planta firmemente en el suelo. El brazo que sostiene la jabalina ahora está a la altura del hombro, sostenida hacia atrás por encima del hombro, en forma horizontal o incluso con el suelo. El otro pie está cruzado por delante, lo que permite el impulso del cuerpo para conducir el hombro que sostiene la jabalina hacia adelante.

Lanzamiento

El carril de corrida para el lanzamiento de la jabalina mide poco más de 30 yardas (27 m) de longitud, lo que permite que el lanzador acumule velocidad e impulso para su lanzamiento. El lanzador sostiene la jabalina lista en la mano, levantada hacia el hombro. Cuando el lanzador llega al límite de la "pista de lanzamiento", lanza la jabalina en el aire. La jabalina se libera cuando la mano del lanzador está tan alto por encima del hombro como sea posible y el brazo comienza a arquearse hacia delante. El brazo sigue adelante, yendo hacia abajo, hacia las caderas y la rodilla después de la liberación de la jabalina de la mano.

Más galerías de fotos



Escrito por denise stern | Traducido por franco castro