Describir la secuencia de movimientos musculares del brazo al lanzar una jabalina

La jabalina es un evento deportivo de lanzamiento en pista y campo. El éxito en el lanzamiento de la jabalina requiere una combinación de potencia y velocidad, mientras que la jabalina es el implemento más ligero de lanzamiento, hay una mayor demanda de habilidades en movimiento precisos. El brazo pasa a través de una secuencia de movimiento específico durante el lanzamiento, y el dominio del mismo se traduce en un rendimiento superior.

Historia

El lanzamiento de jabalina se remonta a la época de Hércules y evolucionó a partir de un arma de caza y fue parte de las antiguas Olimpiadas ya en el año 700 aC. Se convirtió en un deporte muy popular en Escandinavia a finales de 1700. La jabalina ha sufrido muchos cambios en el diseño, incluyendo el material del cual está hecha y donde se encuentra su centro de gravedad. Una vez hecha de madera, hoy la jabalina está hecha de aluminio o grafito y pesa entre 600 y 800 gramos. Las técnicas de lanzamiento también han cambiado de un movimiento lineal a un arco.

Características

Lanzar a distancia se basan en tres variables: tiro, ángulo de lanzamiento y velocidad. Dos componentes, la velocidad y potencia, son necesarios para mejorar el rendimiento. La potencia requiere más fuerza en el menor tiempo posible. El momentum debe ser transferido de tu parte inferior del cuerpo, a través de tu núcleo hasta la parte superior del cuerpo. El movimiento debe ocurrir desde el punto más próximo, los hombros, a través del codo, mano y dedos, son el punto más distante.

Fases

Hay tres fases en el movimiento de lanzamiento de la jabalina. En primer lugar, el período previo o enfoque se produce cuando tu brazo se dobla y se mantiene cerca de tu cabeza, manteniendo la jabalina en alineación con poco o casi ningún movimiento del brazo. El siguiente es el paso o fase de retirada, en el que la jabalina es traída de nuevo alineada con el hombro y la palma hacia arriba. Finalmente se realiza la entrega y la fase de seguimiento, haciendo girar tu hombro y se extiende el brazo para lanzar la jabalina. Usando el próximal al movimiento distal permite que tu brazo se mueva en un movimiento de batido para el lanzamiento y seguimiento.

Músculos

Tu bíceps se contrae para flexionar el codo durante la fase de ejecución. Tu deltóides, o los hombros, se flexionan al levantar el brazo hacia arriba por lo que la jabalina puede ser considerada superior y elevadas al frente. Durante la fase de retirada, tus músculos de la espalda se contraen mientras llevas la jabalina hacia atrás. El brazo que no lanza se extiende hacia adelante mientras que tu brazo de lanzar se contrae de nuevo. Este movimiento se extiende a tu pectoral, músculos del pecho. Desde allí se realiza un reflejo de estiramiento, una contracción involuntaria de tu pecho, que ayuda a llevar a tu brazo de lanzar hacia adelante con mayor fuerza. Durante la fase de entrega, el hombro inicia el movimiento, la transferencia del mismo a través de tus tríceps, muñecas y dedos para extender tu brazo de lanzar hacia adelante y soltar la jabalina.

Consideraciones

Mientras que los músculos superiores del cuerpo están involucrados directamente con sostener y liberar la jabalina, la fuerza se genera en todo tu cuerpo. La fuerza inicial se inicia en los músculos inferiores del cuerpo y se transfieren a través de tu núcleo a los músculos superiores del cuerpo. Cualquier debilidad en los músculos de la transferencia va a disminuir la fuerza y el rendimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por luann voza | Traducido por franco castro