Describir higiene personal durante el embarazo

El embarazo es un momento emocionante en la que el cuerpo de una mujer pasa por cambios notables, por dentro y por fuera. Durante el embarazo, la piel seca, el acné y la congestión de los senos puede hacer que una mujer se siente incómoda, mientras que su cuerpo se prepara para el nacimiento del bebé. Simples cambios en el régimen de aseo y acicalamiento normal de futura madre puede mantenla cómoda mientras espera la llegada de su pequeño.

Bañarse antes del bebé

El Dr. Mazumdar para el sitio web Gynaeonline aconseja a las mujeres embarazadas que tomen una ducha fría diaria porque la hormona termogénica del embarazo, progesterona, aumenta la temperatura del cuerpo. Bañarse al principio del embarazo puede ayudar a las mujeres a relajarse y ayudar con el insomnio, aunque los baños pueden crear un peligro de caída para una mujer embarazada dado su centro de equilibrio cambia. El uso burbujas para el baño, sin embargo, no se recomienda, ya que los productos químicos y las fragancias pueden causar irritación en el tejido vaginal.

Ten una sonrisa saluble

La salud dental es un componente crucial para dar a luz a un bebé sano. Las hormonas del embarazo pueden provocar cambios en la producción de saliva y estimular el crecimiento de bacterias dañinas que causan enfermedad en las encías y caries en los dientes, de acuerdo con el Departamento Médico del Ejército de EE.UU.. Las mujeres pueden minimizar estos problemas cepillando sus dientes al menos dos veces al día, usando hilo dental con regularidad y comiendo bocadillos saludables que consistan de productos frescos. Una visita a un dentista en las primeras etapas del embarazo puede descartar cualquier preocupación y los procedimientos de menor importancia, tales como empastes o extracciones, se pueden realizar de forma segura. Sin embargo, evita los anestésicos y analgésicos, y pospón una cirugía dental u otros procedimientos importantes hasta después del nacimiento.

Cuidar los pechos

Mientras que el cuerpo de una mujer se prepara para alimentar a su nuevo bebé, sus senos pueden aumentar de tamaño y volverse sensibles. Los médicos de Brookside Associates aconsejan a las mujeres que laven sus senos todos los días con agua para eliminar el calostro seco y evitar la irritación de los pezones. Seca al aire los pezones o sécalos con un secador de pelo después de lavarlos para endurecerlos. Si una mujer tiene la intención de amamantar a su bebé, aplicar lanolina a la zona del pezón puede suavizar la piel previniendo la evaporación del sudor. Como los senos de una mujer se agrandan, el tamaño de la taza aumentará, y requerirá una talla de sostén más grande. Un sostén que ajuste bien que se use ​​siempre y equipado con almohadillas para absorber las pérdidas sujetará los pechos y los mantendrá secos a medida que el embarazo progresa.

Cuidado prenatal de la piel y el cabello

Algunas mujeres pueden notar que su piel es propensa a brotes de acné durante el embarazo. La condición suele desaparecer después de la llegada del bebé. Los limpiadores exfoliantes y los productos abrasivos pueden ser demasiado fuertes para la piel sensible de una mujer embarazada, por lo que los expertos de la página web Ask Dr. Sears recomiendan un limpiador suave a base de avena que se pueden encontrar en tiendas de nutrición. Estos exfoliantes son suaves y ayudan a destapar los poros aceitosos. Los medicamentos anti-acné con receta Accutane y Retin-A no se deben utilizar por el riesgo de defectos de nacimiento, de acuerdo con Ask Dr. Sears. Es posible que necesites lavarte el cabello con más frecuencia durante el embarazo debido a las glándulas de aceite activas, y, debido a su rápido crecimiento, el cabello puede requerir el cortes frecuentes.

Más galerías de fotos



Escrito por joanna ehlers | Traducido por cinthia perez