Como descongelar una pechuga de pollo sin hueso

Las pechugas de pollo sin hueso ofrecen una alternativa barata, de bajas calorías y pocas grasas saturadas a las carnes rojas. Puedes cocinar pollo congelado de forma segura en el horno o en la estufa, pero la carne puede cocinarse de forma despareja y también lleva más tiempo. Dependiendo de cuánto tiempo tengas, utiliza uno de los tres métodos aprobados por la USDA para descongelar pechugas de pollo de forma segura. Estos métodos no permiten que la carne se mantenga en la "zona de peligro" bacteriana entre 40 y 140 grados Fahrenheit por un periodo extendido de tiempo

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Plato largo o tapón de lavabo

Instrucciones

  1. Transfiere el pollo del congelador a la heladera dos días antes de cocinarlo. A una pechuga de pollo le lleva de uno a dos días descongelarse de esta manera. Es la forma más lenta de descongelar carne, pero también la mejor; causará la menor cantidad de humedad perdida, protegiendo la calidad de la carne cocinada. El pollo descongelado de esta forma puede guardarse de forma segura en la heladera por uno o dos días adicionales y puedes volver a congelarlo sin cocinarlo antes.

  2. Llena un plato grande o el lavabo con agua fría. Sumerge el pollo (considerando que se encuentre en un empaquetado sin fugas) en el agua. Drena el agua y vuelve a llenar el tazón o lavabo con agua fresca cada 30 minutos para asegurar que se mantenga lo suficientemente frío para evitar la reproducción bacteriana veloz. Considera que un paquete de 1 libra de una pechuga de pollo sin hueso necesita una hora para descongelarse; un paquete de 3 a 4 libras necesita dos a tres horas. Cocina el pollo descongelado con este método inmediatamente y no vuelvas a congelarlo sin cocinarlo antes.

  3. Utiliza la configuración de descongelamiento de tu microondas para calentar pollo congelado si no tienes tiempo para el método de baño en agua fría. Las pechugas sin hueso se descongelan en el microondas en cuestión de minutos. Sin embargo, el pollo comenzará a cocinarse con este método, con dos implicaciones para el cocinero. Primero, debes cocinar el pollo inmediatamente, ya que el crecimiento bacteriano ocurre en la carne parcialmente cocinada. En segundo lugar, la calidad de la carne puede verse afectada, ya que algunas partes de la pechuga pueden cocinarse de más y secarse cuando la temperatura interna alcance los 165 F recomendados por la USDA. No vuelvas a congelar comida descongelada en el microondas sin cocinarla primero.

Consejos y advertencias

  • Almacena el pollo por debajo de los 40 F.
  • Envuelve el pollo en un empaquetado hermético para evitar las quemaduras del congelador.
  • No descongeles pollo u otra carne en el mostrador a temperatura ambiente o en agua caliente.
  • El pollo no puede permanecer de forma segura a temperatura ambiente por más de dos horas y no puede reposar seguro en temperaturas entre los 90 F y 140 F por más de una hora.
  • Descongela siempre el pollo antes de cocinarlo en el microondas o en una olla de cocción lenta.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por martín emiliano vergé